Suicidio asistido: Mejor ayuden a vivir, pide Jean Vanier

Suicidio asistido: Mejor ayuden a vivir, pide Jean Vanier

Con una cuestión tan delicada como el suicidio asistido por médicos, las emociones pueden calentarse desde ambos bandos.

Así que, mientras el Parlamento canadiense conseguía sacar adelante ciertos aspectos de la ley estatal que permitían la práctica, CBC Radio aportaba al asunto una voz de calma: Jean Vanier, el anciano y amable fundador de la Comunidad del Arca para personas con discapacidad mental.

Vanier, un católico canadiense ampliamente respetado, sostenía en una entrevista para la CBC que los legisladores han de hacer más para ayudar a las personas a vivir, en vez de centrarse tanto en ayudarles a morir.

Afirmó que la legislación dispuesta por el Tribunal Supremo necesita muchas garantías.

“¿Qué ayuda están recibiendo las personas que se sienten solas?”, se preguntaba en la entrevista, hablando desde Trosly-Breuil en Francia.

“Tenemos que pensar en una sociedad donde nos preocupemos más por los demás, donde intentemos amarnos los unos a los otros, ayudarnos los unos a los otros”.

Estamos dejando mucho en las manos de la comunidad médica sin aportar demasiadas garantías”, advirtió.

La CBC explicó que el Parlamento estaba sometido a presión para aprobar la legislación para el 6 de junio, ya que el Tribunal Supremo ofreció 16 meses para elaborar el proyecto de ley.

“Algunos dicen que no era tiempo suficiente para hacerlo bien”, anunciaba el medio de comunicación.

De hecho, el Parlamento canadiense no fue capaz de aprobar la nueva ley reguladora de la eutanasia, como ordenó el año pasado el Tribunal Supremo, de manera que queda un vacío legislativo sobre el suicido asistido.

La cuestión está en cómo fomentar los cuidados paliativos”, afirmaba Vanier. “Porque podemos llegar a movernos con demasiada celeridad para ajustar los derechos de una persona que sufre. Y en realidad hay que ser atentos con los que sufren y buscar cómo ayudarles durante estas etapas a morir en paz”.

“Hay personas que atraviesan periodos de fatiga, depresión, soledad. Así que no debemos precipitarnos en decir únicamente, ‘ahí falta un derecho legal’ -opinó-. También tienen el derecho legal a ser acompañados y a recibir ayuda”.

Vanier declaró que él no optaría por poner fin a su propia vida si se enfrentara a una dolorosa enfermedad.

“Aunque, la verdad, nunca he vivido un dolor intenso. En mi situación, vivo en comunidad, estoy rodeado de personas, sé que soy querido y yo también quiero a esas personas”, explicó.

“He consolado a muchos en su lecho de muerte. Y puedo decir que, aquí en El Arca, a menudo hemos llegado a ser amigos de la muerte”, prosiguió.

“Sé que puede sonar extraño. Pero cuando las personas mueren aquí, hay una gran celebración y hablamos de ellos -añadió-. Tenemos fotos de ellos. Y reímos y lloramos, porque incluso en su lecho de muerte, podemos sostener sus manos, mirarles a los ojos y decirles ‘Te quiero’”.

Coordinadora Nacional Pro Familia [CONAPFAM]

Objetivos: • Canalizar la voz de la ciudadanía ante autoridades públicas e instancias de la sociedad civil para hacer presentes sus derechos y promover sus deberes. • Promoción, divulgación y defensa de los valores, derechos y deberes de la familia y de la vida humana.

Deja un comentario

Cerrar menú