Sudáfrica: Revocado el fallo que autorizaba la eutanasia a un enfermo

Según informó hoy el Ministerio de Justicia sudafricano, el fallo anula la autorización concedida a Robin Stransham-Ford por el Tribunal Superior de Pretoria el pasado año para poner fin a su vida con ayuda médica, aunque finalmente falleció poco antes de conocerse esa sentencia histórica.

El Ejecutivo sudafricano expresó su satisfacción por el hecho de que el Supremo haya revocado la decisión judicial que permitía la eutanasia del abogado de Ciudad del Cabo.

«Es un alivio que la sentencia anterior haya sido anulada, dado que los ministros de Justicia y Salud tienen serias reservas sobre sus implicaciones sobre el derecho a la vida, constitucionalmente reconocido», indicó el titular sudafricano de Justicia, Mthunzi Mhaga.

Aclaró que, tras aceptar el recurso del Gobierno en contra de la sentencia que avalaba la eutanasia, el suicidio asistido sigue siendo «ilegal y susceptible de ser juzgado».

Stransham-Ford, de 65 años y que padecía cáncer de próstata, solicitó a la Justicia, con carácter de urgencia, permiso para poner fin a su vida con ayuda de los médicos.

Pese a que la ley sudafricana castiga como asesinato u homicidio culpable a los doctores que practiquen la eutanasia, el Tribunal Superior de Pretoria aceptó la demanda del solicitante, apelando al derecho a la dignidad y a la integridad física y mental reconocidos en la Constitución.

Noticias relacionadas