Prácticas nazis en los vientres de alquiler: Niño perfecto por contrato o aborto garantizado

Prácticas nazis en los vientres de alquiler: Niño perfecto por contrato o aborto garantizado

Adolf HitlerEl dictador Adolf Hitler saluda a dos niños en 1936 / Heinrich Hoffmann

La maternidad subrogada se ha puesto de moda en Occidente entre aquellos que no pueden tener hijos y también entre numerosas parejas homosexuales. No importa ni la madre ni el bebé pues no dejan de ser mercancía. Y como tal, los compradores quieren que sea a su gusto. No hay limitaciones éticas para tener el bebé perfecto.

Es lo que hace Baby Bloom, una agencia internacional que vende un paquete completo de maternidad subrogada y que tiene como sede Londres. La periodista italiana del diarioAvvenire Lucetta Buoncuore se hizo pasar por una mujer soltera que quería un hijo a través de un vientre de alquiler y gracias a ello ha podido destapar todo lo que se esconde tras este millonario negocio.

Ofrece factores como “inteligencia y “apariencia física”

La eugenesia es la base del negocio de Baby Bloom. No lo esconden, es más, es su principal factor de venta. En su página web asegura: “Te animamos a establecer factores precisos como inteligencia, apariencia física y personalidad; nuestro equipo de expertos se encargará de analizar los informes médicos y genéticos”.

Los óvulos catalogados como Serie A son los que pertenecen a las mujeres más bellas e inteligentes

La empresa explicó a esta periodista que todo el proceso de subrogación lo hacen en Estados Unidos y que han denegado hacer negocios con India o Tailandia. El motivo es que dan “demasiados problemas” y “muchos niños no nacen sanos porque las madres no están suficientemente alimentadas y las condiciones higiénicas son desastrosas”. Esos bebés, cuenta la representante de Baby Bloom, son “abandonados”.

Al más puro estilo del nazismo, esta compañía ofrece el bebé perfecto, sin tara, cueste lo que cueste. Y explica que existen distintas categorías de óvulos cuyos precios oscilan entre los 6.000 y 20.000 dólares. Los de la Serie A son los óvulos de mujeres especialmente bellas e inteligentes, tal y como recoge Religión en Libertad. Y las tarifas de los vientres de alquiler varían entre los 25.000 y 40.000 dólares.

Garantía por escrito de que el niño será “perfecto”

Además, el vientre de alquiler es seleccionado por la empresa con criterios muy rigurosospues sólo una de cada diez supera los exámenes y obtiene el permiso para entrar en la lista de mujeres gestantes.

El negocio de los vientres de alquiler está extendido en todo el mundo
El negocio de los vientres de alquiler está extendido en todo el mundo/ Pixabay

¿Qué garantías hay de que el niño sea perfecto? Esta es la pregunta que realizó la periodista a la representante de la empresa. Y la respuesta mostró la realidad que se esconde. “Usted estipulará un contrato con la clínica y recibirá la garantía escrita de que el niño será perfecto. No hay peligro”, le dijeron a esta mujer que se hizo pasar por una compradora.

Baby Bloom: “Un embrión imperfecto no es transplantado y si la imperfección se manifiesta más tarde se interrumpe el embarazo”

Aún así, ella insistió en este punto. Y la empresa no pudo ser más clara: “Un embrión imperfecto no es transplantado y si la imperfección se manifiesta más tarde se interrumpe el embarazo. Usted tiene la absoluta garantía de recibir un niño en perfecta salud”.

Y una vez que nace el niño, ¿qué sucede? La representante de Baby Bloom aclara que “en cuanto el niño nace se le entrega a usted. La madre de alquiler ni siquiera aparece, ¡el hijo es suyo!”. Incluso, añade que “si la madre de alquiler está de acuerdo puede comprar su leche. Pero hay que especificarlo en el contrato”.

Como argumento para defender su empresa, esta trabajadora dice que “los problemas surgen cuando hay una concepción normal, no como nuestros niños. Si yo me quedo embarazada de mi marido, por ejemplo, no tengo ninguna garantía de que no haya problemas, de que el niño sea sano”.

Coordinadora Nacional Pro Familia [CONAPFAM]

Objetivos: • Canalizar la voz de la ciudadanía ante autoridades públicas e instancias de la sociedad civil para hacer presentes sus derechos y promover sus deberes. • Promoción, divulgación y defensa de los valores, derechos y deberes de la familia y de la vida humana.

Deja un comentario

Cerrar menú