Portugal: Bebé nace 4 meses después de morir su madre… los abortistas lo hubieran matado

Portugal: Bebé nace 4 meses después de morir su madre… los abortistas lo hubieran matado

De nuevo la ciencia ha obrado otro milagro en medicina, un niño ha nacido en Portugal cuatro meses después de que su madre falleciera. El niño que ha pesado 2,3 kilos ha nacido tras 32 semanas de gestación, por cesárea y aparentemente sin complicaciones, según ha anunciado en un comunicado el equipo de Obstetricia y la unidad de Neurología del Hospital Central de Lisboa.

Su madre, una mujer de 37 años había sido declarada con muerte cerebral el pasado 20 de febrero después de que se le diagnosticara una hemorragia intracraneal.

A pesar de su estado, el feto se encontraba en perfectas condiciones por lo que el hospital y los familiares acordaron mantener el embarazo hasta la semana 32 de gestación con el fin de garantizar la viabilidad del feto.

Para que el bebé pudiera sobrevivir, el centro nombró un consejo científico a fin de vigilar el proceso, y en cuya composición se integró un representante de las asociaciones de médicos, uno del Comité de Ética, un equipo de cuidado obstétrico y otro de intensivistas.

Según el hospital, el feto ha crecido en el interior de su madre durante 15 semanas, el mayor periodo registrado en Portugal y a pesar de su bajo peso, el bebé tiene un buen estado de salud, aunque requerirá vigilancia médica.

No es el primer caso en Europa

No es la primera vez que un feto logra sobrevivir tras la muerte de su madre. Hace unos meses nació en Polonia un niño cuya madre llevaba 55 días en estado de muerte cerebral.

El pequeño Wojtus nació gracias a los deseos de su madre de 41 años, que aunque padecía un tumor cerebral, deseaba que su hijo naciera por encima de todo. Los médicos del hospital universitario de Breslavia aplicaron a la mujer la respiración artificial mediante un ventilador, mantuvieron la presión arterial, alimentaron y medicaron para evitar infecciones. Los médicos esperaron lo suficiente para que el bebé pudiera sobrevivir y a la semana 27 Wojtus nació por cesárea.

Otro caso similiar tuvo lugar en Hungría en 2013 cuando una niña nacio de una madre que también llevaba 12 semanas con muerte cerebral, en este caso el bebé alcanzó las 27 semanas de gestación y pesó 1,4 kilos

Por su parte en España, solo se ha dado hasta ahora un caso de estas características. El 31 de diciembre del 2000 nació en Gijón un niño cuando su madre, una joven soltera de 34 años, llevaba un mes en una situación de muerte cerebral.

Por petición expresa de la gestante y de sus familiares, los médicos del hospital de Cabueñes tomaron la decisión de mantenerla artificialmente con vida para que actuase como incubadora natural de su hijo.

La madre fue enterrada un día después del parto y su hijo fue adoptado por sus tíos, la hermana mayor de la fallecida y su esposo, en un perfecto estado de salud.

Aunque para la sociedad los casos de nacimiento de bebés después de la muerte de su madre puedan parecer un milagro, los médicos discrepan y aseguran que estamos ante un avance médico viable y real.

Como es el caso de la doctora Ana María Ancel, doctora en neonatología del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona quién ha opinado que aunque la madre esté conectada a un respirado artificial, “hoy se puede mantener el cuerpo de una persona que está en muerte cerebral conectado a un respirador, de forma que una mujer embarazada en esas condiciones podría gestar sin ninguna complicación la maduración de un feto días o semanas”

Así opina también el Jefe del Servicio Obstetricia y Ginecología del Hospital La Zarzuela y Profesor Asociado de la Universidad Francisco de Vitoria, Ignacio Cristobal, al asegurar que “el bebé nacido tras la muerte de su madre no es ningún milagro médico sino que es consecución de los avances técnicos y de los conocimientos médicos”.

Coordinadora Nacional Pro Familia [CONAPFAM]

Objetivos: • Canalizar la voz de la ciudadanía ante autoridades públicas e instancias de la sociedad civil para hacer presentes sus derechos y promover sus deberes. • Promoción, divulgación y defensa de los valores, derechos y deberes de la familia y de la vida humana.

Deja un comentario

Cerrar menú