México. "El aborto no ha disminuido la mortalidad materna"

Ciudad de México.— La abogada constitucionalista Ingrid Tapia, señaló que es un mito que la promoción de una política de aborto como mecanismo de control natal haya disminuido mortalidad materna en la Ciudad de México.

Por el contrario, puntualizó, Ingrid  Tapia que a diez años de la despenalización del aborto en la capital del país, el tercer año de publicada la reforma aumentó por primera vez la mortalidad materna.

En el marco del foro “Legislación y Políticas Públicas de Protección a la Mujer Embarazada en la Ciudad de México, que se llevó a cabo en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Ingrid Tapia se refirió al embarazo adolescente, un tema de repercusión global en el que México ocupa el tercer lugar mundial.

Señaló que no es un tema de pobreza pues Londres ocupa el primer lugar mundial de embarazos de adolescentes. Lo que prueba que se trata de políticas equivocadas para abordar los temas, como es errado asociar la mortalidad a los legrados clandestinos.

Al respecto citó el caso de Chile e Irlanda, países donde está prohibido el aborto y tienen menor tasa de mortalidad materna que países como México donde está permitido para el 20% de la población como el caso de la Ciudad de México, o el de la India, que aporta el 25% de muertes maternas a nivel mundial.

Explicó que la mortalidad materna no tiene que ver con la clandestinidad del aborto, sino con la oportunidad y calidad en los servicios de salud, higiene, acceso y seguimiento durante el embarazo.

En este sentido dijo que de acuerdo con estudios la mortalidad materna tiene que ver con la mala calidad de los servicios de salud del país, que a nivel global ocupa el lugar 172 de una lista de 180.

Ingrid Tapia criticó el débil papel del Estado mexicano en la protección de los intereses de los ciudadanos; “sorprende la falta de vocación y seriedad para tratar un tema de seguridad nacional relativo a el tercer lugar que ocupa México en el mundo, en adolescentes embarazadas”, indicó.

Sobre el tema citó dos programas del gobierno federal de apoyo a las mujeres embarazadas que consideró de “risa”; uno dota a las madres con hogar uniparental de un seguro de muerte, “el gobierno federal está dispuesto a ayudar cuando nos muramos, no mientras vivamos”.

El segundo tiene que ver con apoyo a niñas embarazadas y consiste en otorgar una beca para las mujeres que se embaracen estudiando la primaria para que concluyan ese nivel escolar.

“No sé si lo que es de risa es desvergüenza de los gobernantes ofrecer como método de solución y apoyo de niñas adolescentes embarazadas una propuesta verdaderamente tan absurda, ridícula que parece en lo personal, ofensiva”.

Del gobierno de la Ciudad de México señaló que de los más 4 millones de mujeres capitalinas, 1.9 millones no tienen acceso a seguridad social, y de esos 1.9 millones, 1780 madres solteras reciben 200 pesos de apoyo mensual, lo cual dista de ser una política que impacte en beneficio de estas mujeres.

Por su parte, el abogado Rafael Estrada Michel, coincidió con Ingrid Tapia en el pobre papel del gobierno en este tema.

Dijo que se requiere echar a andar imaginación y ver con vergüenza lo que hacemos los servidores para aportar soluciones claras para coadyuvar con un estado preocupado por la condición humana.

Por Jorge Francomárquez.

Noticias relacionadas