“Me abortaron y… nací viva”: la comentada carta publicada este fin de semana en El Mercurio

En medio de la discusión en Chile sobre despenalizar el aborto en tres causales, Gabriela Massiel Moreno escribió su historia para El Mercurio: su madre biológica intentó abortarla sin resultado y la abandonó en el hospital.

Nació a los seis meses con una parálisis cerebral, pesó 1 kilo con 70 gramos y midió 36 cm. Estuvo tres meses en el hospital, lugar donde fue abandonada y otros cuatro en una fundación. Allí fue adoptada por sus padres.

“No puedo caminar sola, necesito apoyo para poder hacerlo y también tengo problemas en la motricidad fina”, relató en cartas al director de dicho medio.

Pese a ello, Gabriela fue al colegio y a la universidad, conoció a su pareja, con quien se casó y con quien tuvo una hija: nació sana y su madre ayuda a criarla. “Fue un momento maravilloso. Yo, que fui abortada y nací viva, estaba trayendo al mundo a otra vida. Yo, a quien quisieron matar, yo, traía vida”.

Respecto al debate mismo, la mujer dijo: “Creo que el aborto es el sentimiento más egoísta que puede tener un ser humano, me da rabia que una mujer quiera matar a su hijo (…) A mí me privaron de muchas cosas por causa del aborto y siento lástima por mi mamá biológica”.

Gabriela señaló que “se habla de los derechos de las mujeres, del derecho a elegir sobre tu cuerpo. ¡Pero no se trata de los derechos de la mujer, sino de los que vienen en camino! (…) Estoy totalmente en contra del aborto. Mi familia es mi mayor tesoro y defiendo la vida en toda circunstancia”.

Lea la carta original aquí

 

Noticias relacionadas