El primero de los Derechos Humanos (II)
36 Weeks Pregnant Woman Holding her Belly; Shutterstock ID 128731430; PO: aol; Job: production; Client: drone

El primero de los Derechos Humanos (II)

Demostramos, el domingo pasado, cómo grupos autodenominados “feministas” y ONGs, no podían mostrar ninguna razón ni constitucional, ni lógica, ni humana, para justificar la muerte del niño por nacer; ni a manos de un “médico” ávido de dinero, ni por nadie “autorizado” por la propia madre.

Sin embargo, grupos “feministas” insisten en su encono contra la vida, con argucias, hasta “telenovelescas” respecto al llamado “aborto sentimental”. Pero sin razón alguna. La ciencia, a través de la nueva tecnología de imágenes, muestra con claridad que la vida se inicia desde la concepción. Es en este momento, cuando el nuevo ser humano es otra persona, con características propias, distinta a su madre y a su progenitor, y sujeto de derecho. La Constitución dice, en su artículo segundo, que: “El concebido es sujeto de derecho en todo lo que le favorece.”

Tampoco se refieren estas “feministas” a los grandes negocios ilegales que se montan alrededor del aborto. “Médicos y paramédicos” que se forran, como lo hace también, parte de la industria farmacéutica, cuando se fomenta esta práctica asesina. Frente a la cual callan, a pesar de que conocen muy bien la ruta de este dinero, más sucio que el del narcotráfico. Más aún, quieren que nos olvidemos del delito del violador, sobre quien, pareciera que no pesa ninguna culpa penal.

A falta de razones, se rasgan las vestiduras, para señalar a la Iglesia Católica y a los cristianos, como si, al defender el derecho a la vida, estuvieran metiéndose en un terreno que no les compete, como si estuvieran atacando a las mujeres que tienen la desgracia de salir embarazadas en estas circunstancias dolorosas, o se tratara de posiciones extremistas. Absoluta mentira.

A la sociedad entera le compete defender la vida. Porque todos, los ciudadanos de buena voluntad, hemos sido convocados a construir la civilización de la paz. La civilización de la vida y no de la muerte. Sin el quinto mandamiento “No matar” y, su correspondiente en todas las Constituciones modernas, este mundo estaría en las manos de los más déspotas, de los que prostituyen las leyes.

Muchos Estados que gobiernan naciones de cultura humana y cristiana, han legislado en contra de la vida, prostituyendo sus cuerpos legales. En el Perú, los legisladores -a pesar de las presiones de las organizaciones “feministas” y mediáticas- no se han atrevido a dar la espalda a los ciudadanos que se mantienen firmes y vigilantes.

Muestra de lo cual es que en el país celebramos el 25 marzo, por ley de la República, el “Día del Niño por nacer” y, desde hace varios años, las mayores marchas pacíficas ciudadanas que recorren las calles de Lima y el país, son las que defienden la vida desde su inicio a su fin natural.

Coordinadora Nacional Pro Familia [CONAPFAM]

Objetivos: • Canalizar la voz de la ciudadanía ante autoridades públicas e instancias de la sociedad civil para hacer presentes sus derechos y promover sus deberes. • Promoción, divulgación y defensa de los valores, derechos y deberes de la familia y de la vida humana.

Deja un comentario

Cerrar menú