El precioso reportaje que una fotógrafa hizo de su propio parto

El precioso reportaje que una fotógrafa hizo de su propio parto

Desde el embarazo, decidió hacerlo

Lisa es una fotógrafa especializada en bodas y en retratos. Nada más enterarse de que estaba embarazada, el año pasado, tuvo claro que intentaría llevar a cabo un nuevo reto: ser ella misma la que captara la esencia de su trabajo de parto y del momento del expulsivo.

Este bebé fue una sorpresa que ya no esperaban. Como leemos en The Huffington Post, Lisa y su esposo tienen un hijo de 9 años y durante varios años estuvieron intentando un nuevo embarazo que culminara en otro hijo. Sí se quedó embarazada en dos ocasiones, pero en las dos sufrió un aborto involuntario. Entonces decidieron dejar de intentarlo y conformarse con lo que el destino les había deparado. Así, cuando ya no lo esperaban, lograron un embarazo que resultó en el nacimiento de su hija Anora, que ahora tiene 6 meses de edad.

Pensó que hacer lo que mejor sabe durante el parto le ayudaría a estar tranquila

Además de poder recordar siempre el momento, pensó que si estaba con la cámara podría estar más tranquila y concentrada. Dudaba de si en ese momento sería capaz de hacerlo, pero al final lo hizo, y el resultado es muy curioso, como veréis en las fotos.

Lisa llegó al hospital con contracciones rítmicas y allí pensó que sería incapaz de coger la cámara. Sin embargo, entre una y otra, aún tuvo tiempo de plasmar la unidad, y algo de lo que después la rodeaba:

Autoparto2
Autoparto3

Luego le pusieron la epidural y ello le hizo sentir que controlaba más lo que estaba haciendo, y en parte por el apoyo de su marido:

Autoparto4
Autoparto5

Le preguntó al médico si tendría algún problema con que hiciera fotos de su parto, y le dijo que no. Al entrar a la habitación y verla con la cámara en su rostro se sorprendió un poco:

Autoparto6
Autoparto7

Por un lado se preocupó de que al estar pendiente de la cámara no disfrutara del parto, pero se sintió totalmente presente en el momento y partícipe de ello. Además, pudo enamorarse aún más de su marido al ver su reacción tras conocer a su hija:

Autoparto8
Autoparto9
Autoparto10

Anora es una niña muy tranquila, que duerme mucho, que es muy dulce, y que parece muy feliz:

Autoparto11

Tras nacer, la tuvo en contacto piel con piel y enseguida la amamantó:

Autoparto12

Finalmente, la madre de Lisa cogió la cámara y tomó esta instantánea en la que, por fin, conocemos a la mamá:

Autoparto13

Pero… ¿cómo estar pendiente de tu parto si estás preocupada de hacer fotos?

Seguro que más de uno y más de una se pregunta esto. Yo mismo me lo pregunto porque sin ser madre, siempre he pensado que el parto es un momento tan íntimo que no invitaría a una persona a fotografiarlo. Por otro lado, sabe mal no tener ningún recuerdo, y hay fotos de parto tan preciosas que a muchos nos encantaría poder tener algo así.

En mi caso, ni siquiera yo hice fotos, porque preferí estar por ella, por lo que hacía, por lo que sentía, por apoyarla, y decidí ver el parto con mis ojos y no a través de la lente de una cámara. Si hubiera sido mujer, si hubiera tenido que parir, habría intentado lo mismo, concentrarme en mi parto, en cada momento, en cada contracción y cada descanso, y en desconectar la mente para dejar brotar el torrente de hormonas que hace posible dar a luz tal y como el cuerpo de una mujer sabe. Al menos es esto lo que recomiendan los que más saben de partos, y yo lo intentaría.

Pero como decimos siempre, cada persona es libre de escoger cómo afrontar su parto y en este caso, Lisa Robinson-Ward pensó que lo mejor para ella era llevarse la cámara y conseguir así este reportaje que, sin duda, poca gente en el mundo tendrá: uno en el que la propia madre es la que muestra su parto.

Coordinadora Nacional Pro Familia [CONAPFAM]

Objetivos: • Canalizar la voz de la ciudadanía ante autoridades públicas e instancias de la sociedad civil para hacer presentes sus derechos y promover sus deberes. • Promoción, divulgación y defensa de los valores, derechos y deberes de la familia y de la vida humana.

Deja un comentario

Cerrar menú