EE.UU.: Planned Parenthood vende las partes de los bebés antes de ser abortados

David Daleiden, el fundador del Centro para el Progreso Médico y responsable de difundir los vídeos que mostraban como la multinacional del aborto vendía partes de los bebés abortados, ha vuelto a salir en defensa de la vida y a evidenciar la barbarie del negocio de la muerte.

Daleiden ha hecho público un nuevo informe en el que demuestra cómo algunos centros abortistas adjuntos a Planned Parenthood, venden los órganos de los bebés cuando estos todavía siguen con vida.
Lo hacen a través de un “precontrato” con el laboratorio StemExpress, que obtiene cerca de un millón de dólares al año con la venta de los pulmones, cerebros y corazones de los niños asesinados en los centros de la multinacional.

Ambas entidades establecen un convenio a través del cual acuerdan la venta de los posibles bebés que podrían ser abortados, antes incluso de que la madre tome la decisión final. Asimismo, el laboratorio StemExpress adquiere información confidencial de los pacientes –proporcionada por Planned Parenthood- con el objetivo de alterar la decisión de estas madres.

El fundador del Centro para el Progreso Médico denuncia esta práctica, silenciada por el gobierno de Obama y llevada cabo en la mayoría de los estados de EEUU. “Es momento de crear un refuerzo legal en todos los aspectos para acabar con la barbarie de este negocio que vulnera los derechos de las madres y los niños. Cada ser humano vale más que las suma de las partes de su cuerpo”, reclama el periodista provida.

Noticias relacionadas