Donald Trump pone fin a la obligación federal de financiar el aborto

A un día de cumplir el primer año al frente del gobierno de Estados Unidos, el presidente Donald Trump realiza hoy dos actos que posicionan su figura como un mandatario que está en contra del aborto.

El primero de los actos significativos es que se dirigirá, vía satélite, a los miles de asistentes que cada 19 de enero realizan en Washington la Marcha por la Vida, una reunión anual multitudinaria, compuesta principalmente, aunque no solamente, de católicos, que protesta en contra el aborto.

Con este discurso, transmitido en el llamado Jardín de las Rosas en la Casa Blanca, Trump se convierte en el primer presidente de Estados Unidos en participar con un video en vivo en la Marcha por la Vida.  El vicepresidente Mike Pence lo había hecho el año anterior.

Por lo demás, participan, directamente, como oradores en la Marcha, el presidente de la Cámara Paul Ryan (Republicano por Wisconsin) y los representantes republicanos, Jaime Herrera (Washington) Y Chris Smith (Nueva Jersey).

Se cierran las fuentes de Planned Parenthood

También el día de hoy, la administración federal anunció la retirada de las pautas, establecidas por el gobierno de Barack Obama, que dificultaban que los estados cancelaran Planned Parenthood.

Las pautas emitidas en 2016, todavía con Obama al frente de la Oficina Oval, advertían a los estados que poner fin al financiamiento del programa Medicaid para Planned Parenthood u otros proveedores de servicios de salud que ofrecen abortos, “podría ser contrario a la ley federal”.

La administración de Obama argumentaba que la ley que sustentaba Medicaid solo permitía a los estados excluir a los proveedores del programa “si estos proveedores no podían realizar los servicios cubiertos o si no podían facturar esos servicios”, según informa el prestigioso sitio web de Washington, The Hill.

Con una carta, enviada a los directivos del Medicaid en cada Estado, la administración de Trump rescindió esta guía argumentando que “era parte de los esfuerzos del gobierno de Obama por favorecer el derecho al aborto”.

“Restablecer las normas anteriores a 2016 libera a los estados para decidir por sí mismos qué estándares razonables usen para proteger a los programas de Medicaid y sus beneficiarios”, dijo Charmaine Yoest, secretaria adjunta de asuntos públicos de Salud y Servicios Humanos, hoy durante la conferencia de prensa en la que se anunció la decisión del gobierno federal.

“Esto es parte del esfuerzo de la administración Trump para hacer retroceder las regulaciones que la administración de Obama lanzó para favorecer radicalmente el aborto”, subrayó Yoest.  Algunos estados –como Texas—habían querido eliminar el financiamiento a centros de aborto favorecidos por el Medicaid, pero la guía establecida por el presidente Obama lo había impedido.

Los grupos que participan en la Marcha por la Vida y, en general, todos los grupos que se oponen al aborto, han visto con muy buenos ojos la decisión del gobierno de Trump, pues consideran que, con ella, los contribuyentes estadounidenses ya no tendrán que financiar el aborto, especialmente a Planned Parenthood.

“Si bien la anulación de la orientación no permitirá automáticamente que los estados prohíban a Planned Parenthood de sus programas de Medicaid, indica que la administración apoya tales esfuerzos”, terminó diciendo el sitio web The Hill.

 Fuente: https://es.aleteia.org/2018/01/19/donald-trump-pone-fin-a-la-obligacion-federal-de-financiar-el-aborto/

Noticias relacionadas