Despierta del coma un bebé que los médicos querían desconectar

Marwa es el nombre de la pequeña que con tan solo un año ha dado una lección de supervivencia al mundo entero. Desde el pasado mes de septiembre, la bebé ingresó en el hospital de Timone (Niza) por un extraño virus que estaba afectando a sus capacidades neurológicas, por lo que los médicos se vieron obligados a inducirle el coma.

Puesto que la pequeña no mejoraba, el comité de ética del hospital francés consideró que la enfermedad de la pequeña no tenía solución, y los médicos llegaron a la decisión unánime de desconectarla, algo a lo que sus padres se negaron desde el principio y, por ello, decidieron llevar el caso a los tribunales.

La justicia se puso del lado de los padres y el pasado 16 de noviembre ordenaron que un equipo de tres neurólogos evaluase la situación de Marwa. Sin embargo, los expertos no tuvieron que hacer mucho, ya que la pequeña abrió los ojos y despertó del coma cuando parecía que todo estaba perdido.

Cabe destacar que alrededor de 100.000 personas habían firmado una petición para que los médicos no desconectaran a Marwa, y fue entonces cuando el Tribunal Surpremo ordenó al centro médico que siguieran cuidando a la pequeña.

“Estoy muy feliz de haber movido cielo y tierra para ver esa pequeña sonrisa que echaba tanto de menos … Mi Marwa te extraño y te amo”, contó el padre de la criatura a través se las redes sociales.

Noticias relacionadas