Estados Unidos fracasa en el debate sobre el aborto en la ONU

Estados Unidos fracasa en el debate sobre el aborto en la ONU

La Unión Europea ha demostrado ser un duro adversario para los EE.UU., ha superado el esfuerzo diplomático pro-vida de los EE.UU. en la sede de la ONU en las últimas semanas y ha dado señales de que no cederán a la política de aborto en desarrollo y asistencia humanitaria.

Tras varios meses de oposición de Estados Unidos a términos relacionados con el aborto en las resoluciones de la ONU, los Estados Unidos intentaron eliminar las referencias a la «salud sexual y reproductiva» mediante enmiendas de última hora en varias resoluciones de la ONU, el lunes y el viernes pasado, cuando la Asamblea General concluyó su trabajo anual.

En un esfuerzo por aislar a la delegación de los EE.UU., la maquinaria diplomática de la UE se opuso activamente a los esfuerzos pro vida de los EE.UU. En embajadas y ministerios de todo el mundo. Para el lunes, solo un país apoyó las enmiendas de Estados Unidos en la Asamblea General.

Un delegado de los Países Bajos, una importante delegación pro-aborto, se echó a reír mientras interrumpía la votación en la Asamblea General para burlarse de los esfuerzos pro-vida de los Estados Unidos.

«Estamos un poco confundidos sobre lo que está pasando aquí, pero sigamos votando», bromeó, señalando la pantalla de votación que mostraba que EE.UU. había perdido todo el apoyo.

La ventaja diplomática de los europeos fue abrumadora. Se negaron incluso a aceptar una modesta propuesta de los Estados Unidos para calificar «salud sexual y reproductiva» en la resolución sobre cooperación humanitaria.

Los Estados Unidos solicitaron calificar el polémico término con la frase «que no incluye el aborto como método de planificación familiar», para evitar que las agencias de la ONU incluyan el aborto como un servicio dentro de la salud reproductiva, aunque no necesariamente siempre.

Los diplomáticos de la Unión Europea rechazaron de plano la enmienda de Estados Unidos, presumiendo de ser colectivamente los donantes más grandes para las operaciones humanitarias y acusando a los Estados Unidos de poner en peligro la salud de las mujeres y socavar sus derechos fundamentales. Cabe señalar que Estados Unidos es el mayor donante nacional para la asistencia humanitaria.

El hecho de que la delegación de los Estados Unidos no obtuviera un mayor apoyo de los Estados miembros no se debió únicamente a los esfuerzos europeos por aislar a la delegación de los Estados Unidos. También fue el resultado de la incapacidad de los EE.UU. de comunicar una estrategia coherente y demostrar a los países de ideas afines que tenían la voluntad política de oponerse a los europeos.

Cuando el tercer comité de la Asamblea General acordó provisionalmente las mismas resoluciones, hace apenas tres semanas, más de cuarenta delegaciones apoyaron las propuestas pro vida de los Estados Unidos. Y más de setenta apoyaron la eliminación total de la «salud sexual y reproductiva» en una instancia. Pero ninguna de estas delegaciones apoyó las enmiendas de los Estados Unidos en el plenario de la Asamblea General.

Un delegado sugirió que Estados Unidos había sido su peor enemigo. Ninguna delegación estaba dispuesta a apoyar a los Estados Unidos porque los Estados Unidos nunca solicitaron apoyo.

«Los Estados Unidos no hicieron ningún intento de contactar a las capitales» en ningún momento, explicó, y las delegaciones en Nueva York fueron «descubiertas» cada vez que los Estados Unidos propusieron enmiendas.

Además, los EE.UU. nunca solicitaron una votación sobre una resolución debido a preocupaciones pro vida. Esto hizo parecer que los Estados Unidos estaban simplemente politizando los procedimientos de votación de la ONU para apaciguar a los votantes pro vida, en lugar de perseguir las prioridades reales de política exterior de buena fe.

Pero lo más responsable de la pérdida de apoyo, según este delegado, fue un intento anterior de los Estados Unidos de dividir a los países islámicos para promover el lenguaje sobre «orientación sexual e identidad de género» en una resolución.

«Pidieron el apoyo de las delegaciones en una resolución y en la próxima intentaron disolver la Organización de Cooperación Islámica, que constituye la mayoría de sus partidarios de la salud sexual y reproductiva», dijo.

Los delegados dijeron que hasta que EE.UU. demuestre la voluntad política de igualar la diplomacia europea y la voluntad de trabajar en un espíritu colaborativo y diplomático con países que simpatizan con su posición pro vida, EE.UU. no logrará hacer retroceder los avances del aborto. 

 

Fuente: http://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=33912&fbclid=IwAR3y0KFzzJ60IO7LyaWL7SGOInyBrVuAqNgu3pUSujHO_z23d5GEOPnfVjk

Coordinadora Nacional Pro Familia [CONAPFAM]

Objetivos: • Canalizar la voz de la ciudadanía ante autoridades públicas e instancias de la sociedad civil para hacer presentes sus derechos y promover sus deberes. • Promoción, divulgación y defensa de los valores, derechos y deberes de la familia y de la vida humana.

Deja un comentario

Cerrar menú