Kim Davis gana la batalla, su nombre no aparecerá en las licencias de matrimonios homosexual

Kim Davis, la empleada de Kentuchy que pasó seis días en la cárcel por negarse a expedir licencias para matrimonios homosexuales, está de enhorabuena. Una nueva ley estatal le permitirá acogerse a la objeción de conciencia y que proporciona la libertad religiosa que siempre ha buscado y que pondrá fin a los procedimientos legales.

La medida, aprobada por unanimidad por la legislatura estatal, elimina los nombres de empleados del condado de Kentuchy, la identificación personal, y la autorización de licencias de matrimonio y entrará en vigor el 14 de julio.

Esta es la petición por la que tanto tiempo lleva luchando Kim Davis.

La funcionaria se ha mostrado muy agradecida a los “legisladores por aprobar esta ley, al gobernador Matt Bevin por firmarla, al Liberty Counsel por representarme, y sobre todo a Jesucristo que ha concedido la libertad y es la sólida roca que me sostiene”.

En el comunicado que ha emitido Liberty Counse, Davis explica que “estoy contenta de poder seguir sirviendo a mi comunidad como el Secretaria del Condado de Rowan, sin sacrificar mis convicciones religiosas y de conciencia”.

El anterior gobernador ignoró su petición

El fundador y presidente de Liberty Counsel, Mat Staver, explica que “desde el principio,Kim Davis solicitó esta condición, por sus convicciones religiosas, y el gobernador Matt Bevin finalmente lo ha convertido en ley”.

Staver critica que “el gobernador anterior, Steve Beshear, también podría haber considerado este procedimiento, pero se negó a hacerlo. En lugar de ello, estaba dispuesto a violar sus convicciones religiosas, profundamente arraigadas sobre el matrimonio, con el fin de presionar su agenda ideológica”.

Uno de los abogados de Davis explica que “ahora que Kim ha obtenido el procedimiento legal que siempre ha deseado, podemos notificar al Tribunal de Apelaciones que su caso ya no tiene ningún sentido. Estamos muy contentos con este resultado.

Davis lucha por el matrimonio natural

En 2015, Davis se negó a firmar los certificados de matrimonio que autorizan los matrimonios del mismo sexo, debido a que ella considera que el matrimonio únicamente puede darse entre un hombre y una mujer.

Asociaciones como la American Civil Liberties Union intentaron obligarla a que firmara estos documentos, pero el político republicano Matt Bevin, que fue elegido gobernador en noviembre, concedió a Davis la objeción de conciencia en cuanto ocupó su cargo y firmó la regulación que permitía a su oficina emitir licencias matrimoniales sin su firma.

Davis se negó a colocar su nombre en los documentos ya que se sentía que este hecho violaría su conciencia y significaría que respalda la homosexualidad.

Noticias relacionadas