Hollywood acepta que un actor postule al Oscar como "mejor actor" y "mejor actriz" al mismo tiempo

Kelly Mantle puede el próximo 21 de enero convertirse en el nuevo símbolo de la presión del lobby LGTB en la industria cinematográfica. Ese día se publican las candidaturas a las estatuillas, y Mantle opta a los premios a mejor actor y mejor actriz secundarios por un mismo papel, el que interpreta en la película «Confessions of a Womenizer» («Confesiones de un mujeriego»).

Mantle, un actor y drag-queen conocido por su participación en el reality-show «RuPaul’s Drag RAce», se define a sí mismo como de «género fluido» -es decir, que no se siente hombre ni mujer-. Ante esta situación, los productores de la película decidieron, con la aquiescencia de la Academia, presentarle como candidato en las dos categorías: actor y actriz de reparto.

Nacido hace cuarenta años en el estado de Oklahoma, Kelly Mantle es músico además de actor y drag-queen. Tiene publicados tres álbumes: «Ever Changing» (2002), «Rock-N-Glow» (2004) y «Satellite Baby» (2006). Ha trabajado en una decena de películas y en diversas obras de teatro y televisión, pero obtuvo la popularidad por su participación como concursante en la sexta temporada de «RuPaul’s Drag Race». En «Confesiones de un mujeriego» interpreta a una prostituta transexual. En su cuenta de twitter, Mantle dijo sentirse «honrado» por esta consideración en su carrera.

«Confessions of a Womenizer» cuenta la historia de un arrogante mujeriebo (al que interpreta Andrew Lawrence) que entabla amistad con el personaje de Mantle. Ha obtenido premios en festivales de cine independiente como High Desert, Los Angeles Underground y Tupelo.

Noticias relacionadas