Italia: Gran movimiento de familias busca derrotar al lobby homosexual

Italia: Gran movimiento de familias busca derrotar al lobby homosexual

Este sábado el Circo Máximo de Roma acogerá una de las concentraciones más numerosas que se recuerdan en Italia en el que decenas de miles de familias pedirán al Gobierno que retire la Ley Cirinna, que pretende aprobar el matrimonio gay y la adopción por homosexuales.

Una nueva guerra por la familia se ha desatado en Italia. El Gobierno de izquierdas de Matteo Renzi pretende sacar adelante la conocida como Ley Cirinna sobre las uniones civiles y que supone aprobar por la puerta de atrás el llamado matrimonio homosexual y las adopciones de estas parejas mediante distintas argucias legales.

El debate en el Senado, donde previsiblemente será aprobada finalmente, ha sido pospuesto una semana generando gran nerviosismo en la comunidad gay. El primer ministro italiano y su gobierno no se esperaban una oposición tan fuerte a este nuevo intento de atacar la familia e imponer la ideología de género en Italia.

Este sábado se celebrará en Roma una multitudinaria concentración bajo el nombre de ‘Family Day’ en el que se hará una defensa del matrimonio y la familia frente a la fuerte intromisión de la ideología de género que pretende imponer el Gobierno.

Más del 70% de la población italiana se manifiesta contraria a la adopción por parte de parejas homosexuales

Es imposición porque el Gobierno quiere llevar a cabo unas leyes que no quieren sus ciudadanos. Pese a la campaña mediática y gubernamental los italianos siguen apostando por la familia y el matrimonio natural. Así ha quedado acreditado en distintas encuestas, en las que entre el 75 y el 85% se muestra contrario a la adopción por parte de homosexuales y más de la mitad también se opone al ‘gaymonio’.

Esta mayoría de las encuestas queda igualmente reflejada en la calle tal y como quedó atestiguado el pasado junio cuando más de un millón de personas salió sólo en Roma a la calle para manifestarse contra los primeros intentos de Renzi de conseguir lo que ahora se propone aprobar. Y para esta ocasión se espera que esa cifra se quede corta.

El éxito de esta convocatoria se debe a la conjunción entre los distintos movimientos profamilia, los movimientos eclesiales y el decidido apoyo de los obispos italianos. Todos estos elementos juntos han provocado una capacidad de movilización muy alta en la sociedad italiana.

¿Quiénes son las caras más visibles del Family Day?

Una de las caras más visibles de este movimiento es Filippo Savarese, portavoz de la Manif pour tous Italia y cuya organización se denominaba anteriormente Generazione Famiglia. Este abogado, padre de seis hijos, se ha convertido en uno de los azotes del Gobierno italiano siguiendo el ejemplo de las masivas multitudinarias concentraciones en Francia en contra del matrimonio homosexual.

Savarese asegura que la familia derrotará al “régimen de género” que se pretende imponer. En una entrevista el representante de la Manif pour Tous italiana afirmaba que el lobby gay es el único grupo que apoya esta ley. “Es un colectivo de organizaciones que no representan a los ciudadanos homosexuales italianos” y que “persigue tenazmente la destrucción de la familia”.

A su juicio, existen grandes intereses políticos, sociales y económicos que pretenden acabar con la familia. Por eso hace un llamamiento fuerte a acudir este sábado al emblemático Circo Máximo de Roma para “reescribir la historia” y conseguir frenar estas leyes.

El periodista Mario Adinolfi critica los “mitos del progreso” como aborto, eutanasia o matrimonio gay y pide a la izquierda defender a los más débiles: los no nacidos, ancianos, enfermos y madres

Otro rostro muy reconocible de este movimiento familiar es Mario Adinolfi, periodista y que fue uno de los fundadores del Partido Demócrata, la izquierda italiana. Tras un viraje en su vida marcado por una experiencia religiosa, Adinolfi se ha convertido en uno de los puntales en la lucha a favor de la familia.

En un libro publicado en 2014, Adinolfi criticaba los “mitos del progreso” como el aborto, la eutanasia, el matrimonio gay o los vientres de alquiler y pedía a la izquierda italiana estar al lado de los más débiles: los no nacidos, los ancianos, los enfermos graves o las madres que quieren tener a sus hijos a pesar de las dificultades.

Sus firmes convicciones expresadas a través de las redes sociales y en las tertulias le han granjeado grandes enemigos entre la izquierda y el lobby gay pero también ha servido para colocar en la agenda los argumentos de los defensores de la familia.

También ha tenido un papel central en esta movilización Massimo Gondolfini, portavoz de Difendiamo i nostri figli, que agrupa a decenas de asociaciones familiares. Este prestigioso neurocirujano y profesor universitario es padre de seis hijos adoptados y se ha especializado en los efectos de la ideología de género y la importancia que existe en que un niño tenga un padre y una madre.

El doctor Gandolfini está en el punto de mira del lobby LGTB por decir que la tasa de suicidios entre homosexuales es más alta que la media

Este doctor está en el punto de mira también del lobby gay por denunciar sin pelos en la lengua los peligros que existen para la familia y explicar en conferencias, por ejemplo, que la tasa de suicidio entre personas homosexuales es mucho más alta que la media no por motivos como la homofobia o presiones sociales sino por la incomodidad consigo mismas que pueden experimentar estas personas.

En una reciente entrevista en Radio Vaticana, Gondolfini hacía un llamamiento para salir a la calle no sólo para echar atrás esta ley sino también para “mostrar la belleza de la familia en la que vivimos. Por supuesto que en la familia hay problemas pero es una institución que debe salvaguardarse absolutamente”.

El importante papel de la Iglesia

Al importante trabajo del movimiento profamilia hay que añadir la gran movilización a la que está llamando la Iglesia para que los católicos acudan el sábado al Circo Máximo. Dos han sido las piezas claves. Por un lado el liderazgo del presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, el cardenal Angelo Bagnasco, y por otro lado el papel de los movimientos eclesiales, encabezados principalmente por el español Kiko Argüello, iniciador del Camino Neocatecumenal.

Cardenal Bagnasco: La ley Cirinna “es una distracción irresponsable” para no tratar los problemas reales de Italia

Los medios italianos y los grupos profamilia han destacado durante las últimas semanas el llamado “efecto Bagnasco”. El arzobispo de Génova se ha implicado personalmente en la movilización lo que ha arrastrado a otros obispos italianos. De este modo, muchas diócesis se han tomado muy en serio esta concentración, lo que se traduce en una mayor asistencia.

El cardenal declaró a los medios que esta ley es una “distracción irresponsable” de los problemas reales existentes en Italia. Por ello, añadió que “la familia no puede ser equiparada a ninguna otra institución o situación” por lo que su defensa y promoción “deberían ser una voz unitaria en todo el país, en todas las familias italianas”.

A la marcha acudirán numerosos católicos, muchos de ellos pertenecientes a movimientos y realidades eclesiales. Pero el más movilizado y posiblemente el más numeroso será el de las familias que pertenecen al Camino Neocatecumenal, iniciado por Kiko Argüello en un barrio marginal de Madrid en los años 60 del siglo pasado.

Kiko Argüello: “La familia tiene un papel clave para devolver Europa a los verdaderos valores cristianos”

Argüello ha sido uno de los principales promotores de las marchas por la familia que se han producido en Italia en los últimos años así como en Madrid, celebración que se produjo durante varios años en la fiesta de la Sagrada Familia.

En declaraciones a Zenit, el iniciador del Camino Neocatecumenal, realidad que se caracteriza por la cantidad de familias numerosas, dijo que “todo” en la sociedad actual es un ataque a este colectivo. En su opinión, Europa ya participa plenamente de las teorías de género e Italia está cayendo también por lo que ve clave movilizarse. “Hay que escuchar la voz de Italia, ya que la familia tiene un papel clave para devolver Europa a los verdaderos valores cristianos”, aseguró.

El director de campañas de CitizenGO Italia, Matteo Cattaneo, explica que en el país “la mayoría es partidaria de la familia natural y que las leyes que atentan contra los derechos de los niños han sido promocionadas por los partidos y el lobby gay, pero no son queridas por la gente de a pie”.

Una de las claves para Cattaneo, es que los que pretenden cambiar la ley “hablan de ‘derechos’ y ‘discriminaciones’ pero los niños son personas, no son derechos. Y cada niño sí que tiene el mismo derecho a un padre y a una madre”.

Coordinadora Nacional Pro Familia [CONAPFAM]

Objetivos: • Canalizar la voz de la ciudadanía ante autoridades públicas e instancias de la sociedad civil para hacer presentes sus derechos y promover sus deberes. • Promoción, divulgación y defensa de los valores, derechos y deberes de la familia y de la vida humana.

Deja un comentario

Cerrar menú