España: Nuevo paso en la agenda LGTBI de Podemos, Madrid pone una plaza a la ‘memoria trans’

La Junta de Gobierno de Madrid ha dado el visto bueno al acuerdo previo del pleno del distrito Centro el pasado septiembre para instaurar una plaza a la ‘memoria trans’ con los votos a favor de Ahora Madrid (Podemos), Ciudadanos, PSOE y la abstención del PP.

La idea inicial era llamar a la plaza Alan Oliveira Costa en memoria del joven transexual que se suicidó el 24 de diciembre de 2015. La familia se negó y se consultó a colectivos LGTBI lo que dio lugar a esta denominación y también a la futura instalación de una placa conmemorativa.

La plaza, situada entre las calles de San Lucas y San Gregorio, se inaugurará oficialmente el 17 de mayo, Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia.

Los sucevivos gobiernos sacan dinero de debajo de las piedras para este tipo de políicas “inclusivas”

Esta no es la primera decisión para cortejar a este colectivo ni la primera decisión polémica del gobierno de la ciudad de manos de Manuela Carmena. Podemos dio prioridad absoluta el año pasado al desfile del Orgullo Gay ya que fue la edición mundial; actualmente ha presentado la llamada Ley Mordazada LGTBI por la que pretenden implantar un régimen totalitario de este colectivo que permita censurar, multar y cerrar medios y editoriales que sean consideradas “ofensivas” para esta comunidad, violando compleamente el derecho constitucional a la libertad de expresión amparándose en el flexible y subjetivo ‘discurso del odio’. Las Navidades de 2016 también fueron polémicas porque quisieron incluir en la cabalgata de Reyes a las ‘tres reinas magas‘, que resulta que eran travestis. Los ataques a la tradición española son constantes.

Los podemitas también han cargado contra todo aquello que represente la historia de España, sea del signo político que sea, y han invertido millones de euros en cambiar el nombre de calles que recuerden a la época franquista, aunque por el camino se han llevado alguna que no tiene nada que ver. Si este despilfarro no era suficiente, ahora van a cambiar los topónimos que tengan un equivalente en las otras lenguas de España como la gallega, la vasca y la catalana. Un ejemplo: la calle de Orense en Nuevos Ministerios se llamará, a partir de ahora, calle de Ourente. Y así un largo etcétera.

Llama la atención cómo se intenta convencer a la ciudadanía de que no hay dinero para las pensiones, para sanidad o para educación pero sí que los sucevivos gobiernos sacan dinero de debajo de las piedras para este tipo de políicas “inclusivas”, como ellos las llaman.

 

Fuente: https://www.actuall.com/familia/nuevo-paso-en-la-agenda-lgtbi-de-podemos-madrid-pone-una-plaza-a-la-memoria-trans/

Noticias relacionadas