EE.UU.: Doctores demandan al gobierno de Obama por obligarlos a realizar operaciones de cambio de sexo

EE.UU.: Doctores demandan al gobierno de Obama por obligarlos a realizar operaciones de cambio de sexo

La demanda, presentada el martes en un tribunal federal de Texas, intenta revertir una norma impuesta por el Departamento de Salud y Servicios Sociales de EE.UU. (HHS) en mayo que amplió la interpretación de «sexo» en virtud de la Ley de Cuidado de Salud Asequible para incluir la «identidad de género».

De este modo, la administración de Obama añadió personas transgénero a la lista de clases protegidas bajo la Ley de Cuidado de Salud Asequible, que establece que no se le pueden negar a las personas ciertos beneficios para la salud que reciben fondos federales debido a su «raza, color, país de origen, sexo, edad o discapacidad».

La medida fue parte de un mayor esfuerzo del presidente Barack Obama por mayores derechos transgénero en los EE.UU.

Las implicaciones del mandato mencionado son amplias. Según sus propias estimaciones, el HHS dijo que la norma «probablemente incluiría a casi todos los médicos con licencia porque reciben ayuda económica federal».

Por ejemplo, el HHS sostiene que un doctor «especializado en servicios ginecológicos que previamente se negó a brindar una intervención necesaria de histerectomía a un hombre transgénero tendría que revisar su política de brindar el procedimiento a personas transgénero de la misma forma que lo proporciona a otros individuos. »

«Es un momento muy raro en la historia cuando el gobierno obligaría a los médicos a ir en contra de su conciencia y opinión profesional y llevar a cabo procedimientos que pueden ser muy dañinos para los pacientes,» sostuvo Luke Goodrich, un abogado en el Fondo Becket para la libertad religiosa, que representa a la Franciscan Alliance (Alianza Franciscana), una red de hospitales religiosos, y a la Christian Medical and Dental Associations (Asociaciones cristianas médica y dental), dos de las partes implicadas la demanda.

Asimismo, la Specialty Physicians of Illinois (Médicos Especializados de Illinois), junto con los estados de Texas, Wisconsin, Nebraska, Kentucky y Kansas, que tienen gobernadores republicanos están desafiando el mandato de la HHS.

Cabe destacar que el gobierno de Obama no requiere que Medicare o Medicaid para niños o adultos cubra los procedimientos de reasignación de género debido a que un análisis del gobierno de la evidencia clínica disponible para cirugía de cambio de sexo no fue concluyente sobre si era útil o perjudicial para los pacientes con disforia de género.

«Sobre la base de un análisis exhaustivo de la evidencia clínica disponible actualmente, no hay pruebas suficientes para determinar si la cirugía de reasignación de género mejora los resultados de salud de los beneficiarios de Medicare con disforia de género», afirma un informe de los Centros para Servicios de Medicare y Medicaid.

En cambio, las decisiones para las cirugías relacionadas a transición bajo Medicaid se realizan individualmente en función de cada caso.

«Así que hay médicos que llegan a una conclusión, y también hay burócratas políticos celosos en la Oficina de Derechos Civiles -una división distinta del HHS-que dicen que la ciencia obedezca, todos los Centros de salud privados del país tienen que cubrir este tema en sus seguros de salud y los médicos tienen que realizarlo», Goodrich sostuvo a The Daily señal. «Es una medida muy hipócrita.»

La demanda contra el mandato HHS fue presentada ante la Corte de Distrito de EE.UU. para el Distrito Norte de Texas, que es la misma corte que bloqueó temporalmente el mandato de baños transgénero de la administración Obama el domingo pasado. Al poner fin a la política de mandatos para que las escuelas públicas permitan que sus baños, vestuarios y duchas sean usados por estudiantes transgénero en base a su identidad de género en lugar de su sexo biológico, el juez de distrito EE.UU. Reed O’Connor argumentó que la administración se excedió en su autoridad.

Cuando el HHS emitió la nueva norma de identidad de género el 18 de mayo, la agencia citó como autoridad al mandato de baños transgénero de la administración de Obama, cuya legitimidad está ahora en cuestión.

En el caso del mandato del HHS, los demandantes sostienen que la administración de Obama minimizó la voz del pueblo en la emisión de tales normas impositivas, y no siguió los procedimientos estándar de elaboración de normas bajo la Ley de Procedimiento Administrativo y muchas otras leyes federales. Este argumento es similar al presentado por los 13 estados desafiantes al mandato de baño transgénero de la administración Obama en la misma corte de Texas.

Los demandantes también sostienen que las reglas del HHS violan la capacidad de los médicos de ejercer su mejor juicio médico y su deseo de inspiración religiosa para el cuidado de los pacientes.

«La nueva norma fuerza a los médicos a realizar procedimientos de cambio de sexo en individuos, incluyendo niños pequeños, aun cuando esos procedimientos puedan ser física y emocionalmente nocivos y puedan violar la fe de los médicos y el juicio médico», dijo Goodrich. «Estas organizaciones constantemente se preocupan por las personas transgénero en muchos aspectos distintos, pero no pueden -en conciencia o en su propio juicio médico- realizar procedimientos que serían perjudiciales, por lo que sienten como que necesitan el alivio de una nueva norma.»

Jillian Weiss, directora ejecutiva del Transgender Legal Defense & Education Fund (Fondo de Defensa Legal y Educación Transgénero), sugirió queno era necesaria la demanda contra el HHS en una declaración a The Associated Press (Prensa Asociada).

«Lo único a lo que un médico está obligado a hacer es a tratar a todos los pacientes, incluyendo pacientes transgénero, con dignidad y respeto y elegir un tratamiento libre de prejuicios», dijo Weiss. «Si un médico tiene una razón médica firme, basada en evidencia para retrasar el cuidado de transición de un paciente específico, esa razón sería respetada por las regulaciones.»

El diario The Daily Signal buscó declaraciones del Transgender Legal Defense & Education Fund (Fondo de Defensa Legal y Educación Transgénero), pero pudo conseguir ninguna.

El diario The Daily Signal también contactó al HHS, que se negó a hacer comentarios. HHS se derivó al The Daily Signal con el Departamento de Justicia, que también optó por no dar declaraciones.

Por Kelsey Harkness

Coordinadora Nacional Pro Familia [CONAPFAM]

Objetivos: • Canalizar la voz de la ciudadanía ante autoridades públicas e instancias de la sociedad civil para hacer presentes sus derechos y promover sus deberes. • Promoción, divulgación y defensa de los valores, derechos y deberes de la familia y de la vida humana.

Deja un comentario

Cerrar menú