Condena ética anglicana a la práctica homosexual

Condena ética anglicana a la práctica homosexual

Doce primados y 90 delegados de 20 provincias anglicanas vinculadas a la Anglican Global South han hecho público un documento oficial de 11 puntos sobre las uniones homosexuales firmado y publicado tras celebrarse la sexta «Global South Conference» en el Cairo, el pasado mes de octubre.

Durante su convención fueron recibidos por el presidente egipcio, Abdel Fattah al Sisi, que exaltó el papel de los líderes religiosos en la construcción de la paz.

Las Iglesias del llamado Global South aglutina a una inmensa mayoría de las Iglesias anglicanas del hemisferio sur, donde se concentra en la actualidad la mayor
parte de los 85 millones de fieles que conforman la Comunidad anglicana.

Desde 2008, estas Iglesias de Asia, África y Latinoamértica se organizaron alrededor de un organismo propio, la Gafcon (Global Anglican Future Conference), a la que se sumaron los primados de la Anglican Church of North America, en la que confluyen muchas de las comunidades anglicanas de los Estados Unidos y de Canadá que ya no se identifican con las dos denominaciones regionales oficiales por sus posturas liberales en relación a las relaciones homosexuales como aceptables en el seno de la Iglesia.

El arzobispo Mouneer Hanna Anis, Obispo anglicano de Egipto y del norte de África, y primado de la Iglesia anglicana en Jerusalén y Oriente Medio, en su discurso de apertura puso de manifiesto la polémica con las «Iglesias del Norte» que quieren imponer a las Iglesias anglicanas del Sur una «nueva forma de servidumbre ideológica y financiera».

EL DOCUMENTO

La relación sexual entre dos personas del mismo sexo «es algo contrario al plan de Dios, es ofensivo para Él y refleja alterar las intenciones de Dios en lo que se refiere a la complementariedad en las relaciones sexuales». Por esto la Iglesia «no puede tolerar uniones del mismo sexo como una forma de comportamiento aceptable a Dios».

Por ello entienden que «cualquier medida pastoral” tomada por una iglesia en lo que se refiere a una liturgia o servicio religioso que bendiga su relación sexual no es correcta, y enfatizan la “necesidad de arrepentimiento y un compromiso de buscar un cambio de comportamiento, hecho posible por la fuerza del Espíritu”.

En su opinión una postura diferente “sería contraria a la tradicional doctrina ortodoxa de la Comunión Anglicana en lo que se refiere a matrimonio y sexualidad.

Disposiciones pastorales de este género, si bien pueden dar la impresión superficial de dar una imagen de la Iglesia más humana y socialmente aceptable, en realidad ocultan la violación de la doctrina de referencia».

Los representantes de las iglesias anglicanas del «Global South» reafirman sin embargo en el mismo documento su pleno apoyo a una pastoral que sepa acoger y acompañar a las personas homosexuales aceptándolas «por lo que son, como Dios nos ha aceptado, así como éramos. Nos oponemos», se lee en el documento «a la denigración o la humillación de los que no siguen los caminos de Dios. Afirmamos que cada persona es amada por Dios, así como nosotros tenemos que amar como Dios ama. Nuestro trabajo es ayudar a volver a los caminos de Dios, invitándoles a recibir el amor transformador de Cristo que les da el poder de arrepentirse y caminar en una novedad de vida».

El documento también dice que en la decisión de tratar el tema de las uniones homosexuales no hay intención de minimizar el pecado de otros comportamientos «contrarios al camino deseado por Dios para la humanidad», como el egoísmo, la malicia, los celos, el odio, la avaricia o el homicidio.

Coordinadora Nacional Pro Familia [CONAPFAM]

Objetivos: • Canalizar la voz de la ciudadanía ante autoridades públicas e instancias de la sociedad civil para hacer presentes sus derechos y promover sus deberes. • Promoción, divulgación y defensa de los valores, derechos y deberes de la familia y de la vida humana.

Deja un comentario

Cerrar menú