Colombia: Presidente desautoriza guía, pero llama al “respeto por la diferencia”

El mandatario dijo que el documento de 99 páginas titulado ‘Ambientes escolares libres de discriminación’, no será utilizado y respaldó a la ministra de Educación, Gina Parody, al manifestar que “ni el Ministerio ni el Gobierno Nacional van a promover la llamada ideología de género”, rechazada por gran parte de los colombianos en el marco de las manifestaciones del miércoles.

“Les reiteramos lo que la ministra ha venido sosteniendo en estos últimos días: el documento del Fondo de Población de Naciones Unidas (Unfpa) sobre ambientes escolares fue publicado en las páginas web de la ONU para su discusión sin la autorización del Ministerio, como lo ha reconocido en un comunicado que hizo público, dicha organización”, dijo Santos.

La controversia inició a raíz de las directrices del despacho de Parody para defender los derechos de la comunidad LGBTI en las instituciones educativas, en cumplimiento con una sentencia de la Corte Constitucional para que las escuelas sean “respetuosos de la orientación sexual y la identidad de género”. El fallo se dio a conocer tras la muerte del estudiante gay Sergio Urrego, quien se suicidó en 2014 por presunta discriminación en su colegio. La orden fue reiterada por el mandatario tras la reunión con tres jerarcas de la Iglesia Católica.

“El Gobierno está obligado a acatar los fallos de la Corte, está obligado a cumplir con su deber de combatir la violencia, de combatir la discriminación de cualquier tipo y el matoneo de nuestros niños y nuestras niñas”, aseguró el presidente, quien hizo un llamado para que el debate sobre “un tema tan importante” se realice “en el marco del respeto, del diálogo y sin violencia de ninguna naturaleza”.

Anunció además que el mismo mensaje fue transmitido en la reunión con los representantes de la iglesia, el cardenal Rubén Salazar, y el nuncio apostólico, Ettore Balestrero.

Finalmente, rechazó la violencia física o verbal y la discriminación, “comportamientos que como sociedad debemos condenar” y destacó que “el respeto por la diferencia, la protección de los derechos humanos, la convivencia y la búsqueda de la paz son valores fundamentales de nuestra Constitución”.

El rechazo de los padres

En por lo menos 14 ciudades del país, un sinnúmero de padres de familia, rectores y docentes de colegios se manifestaron el pasado miércoles en contra de la llamada “ideología de género” e incluso pidieron la renuncia de la ministra Parody.

En Barranquilla se congregaron miles de personas en la Plaza de la Paz y marcharon hasta las instalaciones de la Gobernación y la Alcaldía, donde entonaron el Himno Nacional.

Gran parte del rechazo obedece a los conceptos de familia y género propuestos en la mencionada guía, que asegura, por ejemplo, que no se nace siendo niño o niña, sino que se trata de una “construcción social”, así como invitan a repensar la configuración familiar dentro de las escuelas, para evitar “sesgos centrados en la existencia de un modelo nuclear de familia heterosexual”.

Debate político

Ante las declaraciones de Santos, la posición de su gobierno fue calificada de “ligera” por el senador barranquillero del Centro Demócrático, Jaime Amín, quien criticó la respuesta del presidente, así como la “irresponsabilidad” de Parody al “querer ir más allá de la sentencia de la Corte”.

“No tienen vergüenza. Están tirando la piedra y escondiendo la mano en un tema tan delicado como la salud mental de los niños”, consideró Amín, quien insistió en que Mineducación sí pagó $1.600 millones a la ONG activista por los derechos Lgbti Colombia Diversa para la preparación del documento de la discordia, algo que fue negado inmediatamente por la organización.

Barranquilla incluyente

A propósito de la discusión, el alcalde Alejandro Char destacó que “Barranquilla es una ciudad incluyente”, al tiempo que destacó que su gente “cree en los valores familiares”.

Para Char, “la familia es la gran institución donde se debe sembrar el crecimiento sexual, el cariño y el amor por los hijos”.

“Los hijos son de papá y mamá”: Procurador Ordóñez

El procurador general de la nación, Alejandro Ordóñez, aseguró desde Cartagena que “los papás estaremos vigilantes” en relación a la política educativa del Gobierno Nacional, de la cual consideró que intenta “adoctrinar y amenazar”.

“Está demostrado que la cartilla existe, está demostrado el convenio interadministrativo, está demostrado que a los rectores de los colegios se les realizaban talleres en ese sentido. No puede una política educativa amenazar y pretender quitarles a los papás el derecho de escoger la educación de sus hijos”. Ordóñez pidió una corrección a propósito de ideología de género, que señala, viola los derechos de los padres a escoger la educación de sus hijos, además de la “objeción de la conciencia”.

“El Gobierno debe corregir porque los papás no vamos a permitir que se continúe desarrollando la política educativa en ese sentido. Las normas constitucionales dicen que los papás tenemos el derecho de escoger la educación moral de nuestros hijos y es un derecho nuestro el asociarnos para transmitir esa forma de educación, esos principios nuestros”, dijo .

El jefe del Ministerio Público agregó que “los hijos no son del Gobierno, no son del Estado”, sino que los hijos “son del papá y de la mamá”.

Ideología de género

De acuerdo a esta corriente ideológica, la identidad sexual no depende forzosamente de la biología, sino que está influenciada por la libertad y la cultura, por lo que hombres y mujeres heterosexuales, homosexuales, lesbianas o bisexuales, terminan siendo modos de comportamiento sexual, tal como lo cita la politóloga y docente Beatriz Campillo en su libro ‘La ideología de género en el derecho colombiano’.

Caribe Afirmativo rechaza “homofobia” en manifestaciones

Wilson Castañeda, vocero de Caribe Afirmativo, corporación que vela por el reconocimiento de los derechos de la diversidad sexual e identidades de género, señaló que aunque es “importante” que la ciudadanía haga uso de la movilización social como un derecho legítimo, le asisten varias preocupaciones: “la homofobia que se vio reflejada en la marcha y el alto contenido de desinformación de los ciudadanos”.

Sostuvo además que “hay personas que usan estos espacios de protestas para enarbolar violencia y eso no va a generar un país en paz”.

Castañeda consideró que “se vio la radiografía del panorama nacional, pues si bien existen todavía pensamientos discriminatorios, no solo contra la comunidad LGBTI, si no con todas las minorías diferenciales, los políticos de la oposición usan situaciones coyunturales como esta para manipular a la sociedad respecto a temas como el plebiscito para la paz”.

Noticias relacionadas