Alemania: Crece partido político opuesto a la ideología de género

El pasado mes de junio, el diputado de Alternativa para Alemania (AfD) Steffen Königer se propuso poner de manifiesto en el parlamento de Brandeburgo el absurdo al que se puede llegar con la aplicación radical de las leyes de ideología de género.

Ante un público atónito, Königer dedicó los breves minutos de su intervención en el parlamento a saludar a los presentes incluyendo todos los tipos de identidades sexuales: “Señoras y señores, estimados homosexuales, estimadas lesbianas, estimados andróginos, estimados géneros fluidos, estimados transgénero…”. Durante dos minutos, Königer enumeró los distintos tipos de identidades sexuales para terminar rechazando un nuevo proyecto de ley LGTB.

Steffen Königer, católico y padre de dos hijos, pertenece al partido Alternativa para Alemania (AfD), la formación que ha hecho de la defensa de la familia y los valores tradicionales su bandera y que ha logrado vencer a la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Angela Merkel en el estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental.

AfD se ha caracterizado desde su origen por su denuncia de las imposiciones de la ideología de género y de la corrección política, especialmente en el ámbito educativo. El partido no ha advertido de manera reiterada de los peligros del “adoctrinamiento en diversidad sexual” en las aulas.

La formación apuesta en su ideario por el reconocimiento del modelo de familia tradicional -compuesto por padre, madre e hijos- y la protección de este modelo desde las instituciones públicas. También aboga por promover y proteger el derecho a la maternidad y por activar políticas que favorezcan a las familias numerosas y el aumento de la natalidad.

Respecto a una posible aprobación del matrimonio homosexual en Alemania, el portavoz de AfD Bernd Lucke ha afirmado en declaraciones a los medios que “el concepto de matrimonio como una comunidad permanente entre hombre y mujer no debe ser socavado”.

Asimismo, miembros destacados de la formación liderada por Frauke Petry han mostrado su apoyo a las iniciativas de la plataforma Demo für Alle, que se define como una organización que defiende el matrimonio y la familia frente a la ideología de género y que se opone firmemente a la sexualización prematura de los niños en la guardería y la escuela.

El programa de AfD sostiene que en las aulas no tiene cabida el adoctrinamiento político e ideológico y rechaza que los niños sean sometidos a “programas de reeducación” basados en la pedagogía de género o que se genere inseguridad en los menores respecto a su identidad sexual.

Este partido defiende, además, que se garantice el derecho de los padres a educar a sus hijos según sus creencias sin intrusiones políticas e ideológicas y el derecho a la libertad religiosa frente a las imposiciones de la ideología de género.

En relación a los estudios sobre el género, este partido considera que su objetivo es principalmente político y se opone a que el estado financie este tipo de investigaciones. También propone eliminar las cuotas de género para acceder a determinados empleos, fruto según la formación de un “feminismo mal entendido”.

Noticias relacionadas