Medios ‘progres’ en pie contra la “masculinidad tóxica” de las películas bélicas

La nueva película bélica de Chris Hemsworth (conocido por su papel de Thor) no ha pasado el filtro de lo políticamente correcto para los medios progresistas ya que ha sido tildada de promotora de la “masculinidad tóxica” por mostrar roles “pasados de moda”.

La trama es típica de este cine: hombres fornidos y bravos -12 boinas verdes del ejército estadounidense- luchan contra los malos en inferioridad numérica y ganan a duras penas entre fuego, sangre y lágrimas.

Hasta aquí, todo normal. Soldados ejerciendo como lo que son representados por hombres viriles y llenos a rebosar de testosterona.

El problema surge en las mentes de los progres que consideran que seguir transmitiendo este rol masculino es un grave error para la época en que vivimos, como Peter Maass en The Intercept.

Según este autor, este tipo de filmes en un Hollywood post #MeToo (escándalos sexuales en la Meca del cine) glorifican ideas y modelos “obsoletos de la masculinidad”.

Soldados como éstos, ejemplo vivo de “masculinidad tóxica”, han salvado o se han arriesgado en incontables ocasiones por sus sociedades dando su vida en muchas ocasiones a cambio de nada. Pero, según personajes como Maass, es hora de acabar con este tipo de héroes.

“Algunas de las películas de guerra más grandes de la era posterior al 11 de septiembre no solo muestran la violencia de formas que a menudo son gratuitas y ocasionalmente racistas. Modelan una forma cliché de masculinidad que pasa de lo simplista a lo monstruoso”, sentencia.

El prototipo de hombre, al igual que el de la mujer, está siendo atacado incesantemente por activa y por pasiva para implantar los nuevos humanos frutos de la ingeniería social. La ruptura entre la élite y el resto de la sociedad es más que evidente.

 

Fuente:

Noticias relacionadas