El Senado de EE.UU. mantiene la pena de muerte sobre los bebés de 20 semanas de gestación

La Ley que trataba de salvar del dolor al feto abortado a partir de la semana 20 de vida intrauterina no ha obtenido el respaldo suficiente del Senado de los Estados Unidos, ya que ha obtenido sólo 51 votos favorables, cuando necesitaba 60 para seguir su camino legislativo.

La “Ley de Protección de Niño Notato Capaz de Dolor” trataba de limitar el aborto en los Estados Unidos más allá de la vigésima semana de vida intrauterina, momento del desarrollo vital en el que la ciencia ha certificado que el niño tiene un desarrollo del sistema nervioso suficiente para sentir dolor.

En la exposición de motivos de la ley se explica sobre bases científicas cómo “los receptores del dolor están presentes a lo largo de todo el cuerpo del nonato y los nervios conectan esos receptores al tálamo cerebral y la placa subcortical no más tarde de 20 semanas desde la fertilización”.

La ley recuerda que “existe prueba médica sustancial de que el nonato tiene capacidad de experimentar dolor al menos 20 semanas después de la fertilización, si no antes”
Mucho tiempo antes, desde la octava semana de vida intrauterina, el bebé reacciona al tacto, se recuerda, al tiempo que se subrayan algunos de los efectos negativos del sometimiento al bebé a procesos de estrés por dolor: “en el nonato, la aplicación de un estímulo doloroso está asociada con un incremento significativo en las hormonas del estrés conocido como respuesta de estrés“.

El sometimiento al feto a estímulos de dolor, también está vinculado científicamente con “efectos dañoinos del desarrollo neurológico de largo alcance”, como alteraciones a la sensibilidad del dolor y, “posiblemente, discapacidades emocionales, de comportamiento y aprendizaje más adelante en la vida”.

Asimismo, recuerda que en la cirugía intrauterina se utiliza anestesia, no sólo en la madre, si no también en el feto, precisamente para evitar esta exposición al dolor. Por estas y otras razones, la ley rechazada sostiene que “existe prueba médica sustancial de que el nonato tiene capacidad de experimentar dolor al menos 20 semanas después de la fertilización, si no antes”.

Por estos motivos, la ley trataba de establecer una serie de requisitos que limitan la práctica del aborto, bajo algunas premisas, entre otras:

  1. Determinar con la mayor precisión la edad gestacional del niño.
  2. Prohibición de los abortos por encima de las 20 semanas de vida intrauterina, salvo en caso de violación con algunas especificaciones.
  3. Que en todo caso se exija la presencia de un médico especialista en resucitación neonatal.
  4. Que en caso de aborto fallido se ofrezca al bebé todos los cuidados que se dan a un recien nacido de la misma edad gestacional y se le ingrese de forma inmediata en un hospital.

Todas estas consideraciones cobran aún más sentido si se tiene en cuenta que quienes ejecutan los abortos consideran que el desmembramiento del niño “es la forma más segura en el segundo trimestre”.

El doctor Reinoso, especialista en dolor fetal, asegura que los neonatos (y también los seres humanos antes de nacer) son los únicos pacientes en los que el dolor puede llegar a la muerte

Gestión del dolor fetal
Más allá de la capacidad de sentir dolor, resulta relevante recordar que durante el periodo de desarrollo gestacional, e incluso durante los primeros meses tras el parto, el bebé no tiene capacidad para gestionar el dolor que siente.

El doctor Francisco Reinoso, médico especialista en anestesiología y reanimación y director de la primera unidad de del dolor infantil del Hospital La Paz en Madrid, explica cómo la capacidad de gestionar el dolor en la etapa prenatal y postnatal del ser humano es limitadísima, lo que certifica aún más la crueldad del proceso de aborto.

En el año 2011, el doctor Reinoso impartió una conferencia sobre el dolor fetal de la que cabe destacar algunos datos:

En la sexta semana de vida intrauterina, ya hay receptores del dolor.
En la octava semana, un feto retira la pierna si se le hace daño, porque ya está completo el arco nervioso hasta la médula.
Las conexiones tálamo corticales ya están plenas en la semana 20 o 22.
El organismo tiene dos funciones para el sistema del dolor, como dos grifos de agua caliente (estimulador de dolor) y frío (inhibidores del dolor).
Los fetos no tienen este mecanismo y tampoco los recién nacidos.
Los mecanismos de inhibición del dolor son posteriores al nacimiento. Esto significa que cada vez que haya un dolor en esta fase, sólo se abre el “grifo” del agua caliente, siguiendo el símil.
Los adultos, sentimos un dolor proporcional al estímulo. Pero el feto y el neonato no tienen esa capacidad de proporcionalidad.
Los neonatos (y también los seres humanos antes de nacer) son los únicos pacientes en los que el dolor puede llegar a la muerte.

Trump: “Insto al Senado a que reconsidere su decisión y apruebe una legislación que celebre, valore y proteja la vida”

Trump lamenta la decisión
Al conocer el resultado de la votación, el presidente de los Estados Unidos Donald Trump ha emitido una nota oficial en la que recuerda que en su histórico discurso durante la 45ª Marcha por la Vida reclamó que se aprobara esta ley.

“Es decepcionante que, a pesar del apoyo de una mayoría bipartidista de senadores estadounidenses, este proyecto de ley fue bloqueado para una mayor consideración”, asegura.

Asimismo, Trump señala que “el voto del Senado rechaza los hechos científicos y coloca a los Estados Unidos fuera de la corriente principal en la familia de las naciones, en la cual solo 7 de las 198 naciones, incluyendo China y Corea del Norte, permiten abortos electivos después de las 20 semanas de embarazo”.

Por último Trump expresa su convencimiento de que “debemos defender a aquellos que no pueden defenderse. Insto al Senado a que reconsidere su decisión y apruebe una legislación que celebre, valore y proteja la vida”.

La activista provida, Lila Rose, comenta la noticia con estas palabras: «Hoy, 46 senadores votaron en contra de un proyecto de ley que protegería a los niños del aborto después de 20 semanas. Esto es extremo y más allá de sin corazón. Estos senadores votaron a favor de desmembrar y envenenar a los niños de la muerte más allá de cinco meses, que a menudo son viables y pueden sentir el dolor de los fórceps del abortista. Aunque cada aborto mata una vida inocente, esto muestra la extrema agenda del lobby del aborto y sus aliados: el aborto en cualquier momento, por cualquier motivo, a través de los nueve meses de embarazo.»

Fuente: https://www.actuall.com/vida/el-senado-de-ee-uu-ignora-el-hecho-de-que-el-bebe-siente-dolor-en-el-aborto-de-mas-de-20-semanas/

Noticias relacionadas