La Agencia Internacional de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) acaba de otorgar una importante subvención a CARE, una organización de «ayuda» mundial que trabaja para socavar las políticas pro vida de la administración e insertar el aborto en actividades humanitarias.

Si bien CARE afirma su neutralidad en el tema del aborto para mantener el financiamiento de los EE. UU., también promueve, apoya y financia abiertamente el aborto como parte de sus operaciones. Las fuentes dicen que la organización acaba de recibir una donación 10 millones de dólares de USAID, que incluye la promoción de la salud sexual y reproductiva para las adolescentes en Siria.

En un memo marcado como «confidencial», CARE dijo que está minando deliberadamente los efectos de la política ampliada del presidente en la Ciudad de México, la política de Protección de la Vida en la Asistencia de Salud Global (PLGHA, por sus siglas en inglés). Dijo que está trabajando con contactos, aparentemente incluyendo a aquellos dentro de la administración, para retrasar la implementación de la política y reducir su impacto para salvar vidas en mujeres y niños de todo el mundo.

CARE se fundó en 1945 como «Cooperativa de remesas estadounidenses a Europa». La organización con sede en Atlanta cambió su nombre a «Cooperativa de asistencia y socorro en todas partes», su nombre legal.

Según sus estados financieros, CARE USA recibió más de 600 millones de dólares en el año fiscal 2017. CARE International, el gobierno de los E.E.U.U. y las contribuciones privadas representaron aproximadamente un tercio de la suma.

Cuando CARE USA, una organización miembro de CARE International, anunció que se opone a la Política / PLGHA de la Ciudad de México expandida por el gobierno de Trump, dijo que debe seguir «caminando una línea» entre la oposición «estratégicamente importante», que probablemente apaciguará a sus donantes privados que favorecen el aborto y la neutralidad oficial, que mantendrían el apoyo del Congreso y la Casa Blanca, quienes podrían vetar los fondos de los contribuyentes.

CARE recientemente hizo circular una carta a los miembros del Congreso dirigida al administrador de USAID, Mark Green, solicitando el respaldo de la agencia para los programas sobre el empoderamiento de las adolescentes sin mencionar su énfasis en los «derechos» reproductivos de las niñas.

El sitio web de CARE dice que su programa de promoción de 2018 da prioridad a: gastos sólidos de planificación familiar, incluso para el Fondo de Población de las Naciones Unidas, que la administración de Trump ha cofinanciado; dos proyectos de ley a los que se oponen los conservadores, la Ley REACH y la Ley Internacional de Violencia contra la Mujer; y un enfoque «integral» para los servicios de «salud reproductiva», que incluye el aborto.

El año pasado, CARE instituyó una nueva posición de alto nivel para la política de acción humanitaria para supervisar el «perfil humanitario global» de CARE. Ha trabajado para insertar el aborto en la política humanitaria internacional a través de las políticas y programas de la ONU. El jefe de la nueva iniciativa fue Subsecretario de Estado para Asuntos de Organización Internacional en la administración de Obama y dejó el cargo en 2017.

CARE USA insiste en que «no financia, apoya ni realiza abortos» y solo «ayuda a las mujeres que sufren complicaciones de abortos inseguros». Sin embargo, en otra parte de su sitio web, CARE dice que «apoya el acceso a servicios integrales de alta calidad», asesoramiento sobre salud sexual y reproductiva, educación y servicios que incluyen […] aborto seguro».

CARE es un miembro del comité directivo del Grupo de trabajo interinstitucional para la salud reproductiva en emergencias, que desarrolló el Paquete de servicios iniciales mínimos (MISP). El MISP solicita «acceso a un aborto seguro en toda la extensión de la ley» en entornos humanitarios. En un informe de política sobre la reforma humanitaria, CARE llamó la atención sobre «una falta desproporcionada de fondos y atención programática a la planificación familiar […] y a la atención integral del aborto en particular». Otros miembros del comité directivo incluyen a los proveedores líderes de aborto Ipas y la Federación Internacional de Planificación de la Familia también como grupos que apoyan y promueven el aborto, como Population Action International y el Fondo de Población de las Naciones Unidas.

 

Fuente: http://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=33490&fbclid=IwAR1suKklRluwRiaTuFA7a1MogpbEimKhKLz1EaXufEwg0GYNqXeMbviRSXE

Objetivos:
• Canalizar la voz de la ciudadanía ante autoridades públicas e instancias de la sociedad civil para hacer presentes sus derechos y promover sus deberes.
• Promoción, divulgación y defensa de los valores, derechos y deberes de la familia y de la vida humana.
Noticias Recientes

Start typing and press Enter to search