Toda familia siempre ha de aprovechar cualquier oportunidad que les signifique un momento de relax entre sus miembros; si éste se  transforma en un buen diálogo y una buena interacción, ayudará a fortalecer sus vínculos. La TV todavía sigue siendo una pantalla que llama la atención de millones de familias y es a través de NETFLIX, empresa comercial de entretenimiento, que se vienen mostrando series y películas, que no terminan de asombrarnos; como la tan esperada 13 reasons why temporada 2, que después de impactarnos con un serio caso de bullying; en esta segunda entrega, nos presenta a Hannah Baker como una jovencita que quiso explorar su sexualidad en cuanto oportunidad tuvo, dejando como interrogante su bisexualidad, pero no resolviendo el motivo por el cual ella decide quitarse la vida. La notoriedad en esta temporada fue el desencadenamiento de confesiones de inconformidad de sexos, por parte de tres de los protagonistas, obviamente en un entorno de naturalidad pero con una  clara intencionalidad de adoctrinamiento.

Grey´s Anatomy, una de mis favoritas, que cada cuatro o cinco capítulos aparece una pareja homosexual, siendo víctimas no solo de una enfermedad o de un accidente, sino también de sus propias familias, mostrando un amor cuasi perfecto, totalmente envidiable  que la sociedad no entiende y que más bien juzga y daña. Recuerdo que en un episodio, la Dra. Bailey le increpa a su actual esposo, el Dr. Warren:_ “tu hermano nació trans, no puedes entender!”_  Es supuestamente una galena, que esta entregada a la ciencia y se pronuncia de esa manera, tirando por lo borda más de nueve años de estudio del Genoma Humano ¡Esto es adoctrinamiento! Y no solo se trata de decir, sino te gusta no lo veas, _si me gusta!_  Pero es bueno que las familias sepan que existe una intencionalidad que al ver los episodios, a nadie le deja ninguna duda.

La TV y el cine españoles vienen aplicando por años este adoctrinamiento en sus guiones, donde el protagonista, el hombre de bien; el referente; el consejero; el personaje asertivo, es obviamente homosexual, y para contrastarlo se encuentra el perdedor; el mal padre; el bobo; literalmente el malo de la película, resulta ser un gaznápiro heterosexual, indudable imagen, socavada por el feminismo radical. Ni que decir de Los  Premios Oscar 2018, que fueron entregados a películas intrascendentes, pero con alto contenido ideológico como el enamoramiento de una mujer hacia una bestia, y una mujer fantástica, que resulta ser un hombre.

Es importante mencionar que los niños y adolescentes que manifiestan inconformidad con su sexo, pueden ser atendidos con total normalidad, los estudios demuestran que el 80% de los niños, que manifiestan estos problemas, se desprenden de forma espontánea, de dichos sentimientos al ir creciendo, mostrando luego un verdadero agrado por su sexo biológico. Es sabido que a este adoctrinamiento ideológico se suman Disney y otras corporaciones que vienen trabajando sigilosamente en películas para niños y dibujos animados, por ello es muy importante su supervisión.

Lo que debe ser claro, para nosotros como padres, es que sí existe adoctrinamiento, no sólo en las series mencionadas, sino que hay un sin número de producciones bajo esta misma intención. Esto está descrito como el primer nivel de ataque frontal, que pertenece a un plan maquiavélico de la Agenda Política Homosexual (Chicago 1972), que debemos de leerlo con mucho cuidado y atención: “Utilización de los medios de comunicación, películas y literatura para ir cambiando la percepción de la sociedad con relación a la conducta homosexual” (Plataforma Pro Derechos Homosexuales, Boston,1972) Y aún hay más.

Profesora por la Univ. Garcilaso de la Vega con Maestría en Administración de la Educación por la Univ. Vallejo. Fue Directora del Colegio Alberto Benjamín Simpson.
Actualmente es Presidenta del Consorcio de Colegios de la ACYM del Perú, Directora del Colegio Kenn Opperman y Presidenta de la ONG Educar es de Padres.

Noticias Recientes

Start typing and press Enter to search