Como suele suceder en otros países, las ONG’s feministas y #proaborto, no contentas con haber despenalizado dicho crimen bajo la concurrencia de 3 causales en Argentina, esto es violación sexual, inviabilidad del concebido, y cuando exista grave riesgo a la vida y salud de la madre; ahora se han volcado por la despenalización del aborto libre hasta las 14 semanas de gestación. Más allá inclusive, si se da alguna de las 3 causales antes mencionadas.[1]

En la semana 14 de embarazo, el bebé ya ha desarrollado completamente sus principales órganos. Sus rasgos faciales ya están perfectamente definidos, los ojos y las orejas ya se encuentran en su ubicación final y aparecen las cejas y los primeros cabellos. Mide entre ocho y nueve centímetros y su peso es de unos 43 gramos. El cerebro sigue desarrollándose rápidamente, produce su propia orina y su sistema sanguíneo ya es capaz de crear y diluir coágulos sanguíneos. A partir de esta semana, el ginecólogo ya puede medir las partes básicas del bebé, como la cabeza, el abdomen o el fémur, por separado.[2]

El crimen de matar a un bebé de esta edad se pretende legalizar bajo el eufemismo de “interrupción voluntaria del embarazo”, como si la vida humana se pudiera suspender y luego volverla a retomar. Y tal como sucede en nuestro país, se apoyan bajo la “gran cantidad” de muertes de mujeres por abortos clandestinos. Precisamente, esta data que es proporcionada por las propias ONG’s que están detrás de su legalización, jamás puede ser corroborada, ya que se trata de prácticas clandestinas. En otras palabras, están haciendo de la práctica habitual de un delito, la fuente de un derecho. Eso es inaudito, es como que si se pretenda legalizar el robo, sólo por la cantidad de veces que se comete.

También aducen por estos lares, que el Estado pretende seguir castigando con cárcel a las mujeres que abortan al bebé producto de una violación, incluyendo en su discurso a la menores de edad que lo sufren. Esto es abiertamente falso ya que, en nuestro país, el aborto por violación o por malformación del concebido, llamado eugenésico, solo prevé una pena privativa de libertad de 3 meses[3], y esto se traduce en una exención de pena y a lo mucho en la prestación de servicios comunitarios. Asimismo, cabe recordar que los menores de edad son inimputables, en consecuencia no recibirán pena alguna por la comisión de dicho delito. Por tanto ese argumento no es más que un fofo discurso político.

Lo que realmente soslaya toda esta movida feminista, es liberar al médico de la sanción por dicha práctica criminal, aperturar las licitaciones a la gran cantidad de fármacos, máquinas e instrumentos para su realización gratuita al público, e incluso la apertura de clínicas especializadas en tan rentable negocio. Y es que debemos advertir que en los casos de aborto por violación en Argentina y Chile, y como se quiere hacer en el Perú (Léase P.L. de despenalización del aborto de la Congresista Indira Huilca y otros), se ha omitido la denuncia al agresor; es decir, la sola declaración de la supuesta víctima es suficiente para que un médico atienda dicho aborto. Esto evidentemente trae mayor impunidad para el agresor que muchas veces es el propio familiar que vive en la casa de la víctima; ya que, al no exigirse la denuncia previa, este mismo delincuente podrá borrar cuantas veces quiera la huella palpable de su delito.

Por último, es falso el eufemismo de “aborto legal, seguro y gratuito” y tal como lo señaló mi colega y hermano de equipo (RENAFAM) Jorge de Lama Vargas, aquí el verdadero significado de lo que esta frase significa:

ABORTO = Matar a tu hijo.

LEGAL= Que sea un derecho matar a tu hijo.

GRATUITO = Que se pague con los impuestos de todos, a todo el personal médico, al proveedor de instrumentos quirúrgicos para abortar, a los que escriben los manuales, a los que venden los fármacos, a las empresas de seguros, al personal administrativo, etc.

SEGURO= Para todos menos para el no nacido y que se eliminen por arte de magia los riesgos quirúrgicos, o que se hagan justo en centros autorizados con experiencia o bajo los manuales de ellos, por los cuales también hay que pagar.

[1] https://www.telam.com.ar/notas/201806/287811-cambios-proyecto-legalizacion-aborto.html

[2] https://www.mibebeyyo.com/embarazo-semana-semana/semana-14-del-embarazo

[3] Artículo 120, Código Penal Peruano.

Alejandro Muñante

Abogado por vocación, y defensor de la familia por convicción. Especialista en Derecho penal, civil, constitucional y derechos humanos. Presidente de la Red Nacional de Abogados por la Defensa de la Familia – RENAFAM, cuya organización tiene como misión la defensa de la vida, la institucionalidad de la familia y las libertades constitucionales en el Perú.

Socio fundador del Estudio jurídico M&M Mondragón y Muñante Abogados Consultores; Conciliador extrajudicial registrado ante el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos; ha realizado cursos de especialización en derecho civil, penal y constitucional; autor de varios artículos virtuales en materia jurídica, política y de actualidad, los cuales han sido publicados por prestigiosas portales web de alta trascendencia social, tales como La Ley, Legis, El Manifiesto, Posición.pe, La Abeja, etc., así como invitado de diferentes programas televisivos y radiales a nivel nacional e internacional en temas relacionados con la defensa de la vida y la familia.

Noticias Recientes

Start typing and press Enter to search