Como si fuera una dieta, ser feminista se ha convertido en moda. Con una receta ideológica que tiene como punto de partida una supuesta lucha de clases entre el hombre y la mujer, el feminismo promete resultados maravillosos en cinco sencillos pasos. ¿Quiere conocerlos?

Primer paso: anulación total de la femineidad. Es imperativo derribar los rasgos femeninos, puesto que son imposiciones culturales que restringen a la mujer. Raparse la cabeza y vestirse con un estilo andrógino es el inicio de la liberación. Para igualar la función social de los hombres, primero debe emular su estética.

Segundo paso: anulación de la maternidad. Cargar con un niño durante nueve meses es un rol impuesto por la sociedad, no un proceso natural. Su cuerpo es suyo y el cuerpo del ‘invasor’ también lo es: disponga de su propiedad como mejor le plazca. La soledad en la vejez se soluciona con gatos.

Tercer paso: anulación del vínculo conyugal. El matrimonio es la principal herramienta de subyugación femenina, relega a la mujer a la cocina. Hombre y mujer son enemigos de clase. Que sus órganos reproductivos se complementen es mera coincidencia, la historia evolutiva no tiene nada que enseñar. Y si no le gustan los gatos, puede escoger entre un perro o un canario.

“‘Ni una menos’, esa es la consigna. Pero de la violencia ejercida por mujeres en contra de hombres, sacerdotes o fieles cristianos, de esa no se preocupe. Todos ellos perpetúan el patriarcado y bien merecido se lo tienen”

Cuarto paso: anulación de los privilegios. ¡Despídase de las flores! Todo acto de caballerosidad debe ser categóricamente condenado, puesto que encierra un ‘micromachismo’. Tolere sólo cupos extraordinarios en el congreso o en puestos gerenciales y exija que los hombres valoren su intelecto cuando luzca un escote pronunciado.

Quinto paso: anulación de la violencia. ‘Ni una menos’, esa es la consigna. Pero de la violencia ejercida por mujeres en contra de hombres, sacerdotes o fieles cristianos, de esa no se preocupe. Todos ellos perpetúan el patriarcado y bien merecido se lo tienen. “La única Iglesia que ilumina es la que arde” o “machete al machote” son útiles consignas complementarias.

* Por Henry Boys Loeb.

 

Fuente: https://www.actuall.com/criterio/familia/la-dieta-feminista/

Objetivos:
• Canalizar la voz de la ciudadanía ante autoridades públicas e instancias de la sociedad civil para hacer presentes sus derechos y promover sus deberes.
• Promoción, divulgación y defensa de los valores, derechos y deberes de la familia y de la vida humana.
Recommended Posts

Start typing and press Enter to search