La eutanasia en Canadá está permitida desde el año 2015, cuando la Corte Suprema en caso de que un enfermo diagnosticado con un sufrimiento irremediable lo solicitara. A partir de entonces, cada provincia canadiense ha ido acomodando la ley a la situación propia.

Un problema en todo este tiempo ha sido el derecho a la objeción de conciencia por parte de algunos médicos que consideran que la ley les implica romper el juramento Hipocrático que prohíbe a un doctor participar en el suicidio de un paciente.

Recientemente un tribunal de la provincia de Ontario ha sentenciado que el deseo de un paciente de recibir la eutanasia está por encima de la objeción de conciencia de un doctor, por lo que a partir de ahora deberán escoger entre matar a un enfermo en contra de sus principios o enfrentarse a diversas sanciones en caso de rechazar la voluntad del paciente.

Hasta ahora, los doctores que objetaban solicitaban el derecho a no matar a los pacientes ni estar en la obligación de dirigir a los pacientes a algún médico que no tuviera reparos en practicar la eutanasia. Muchas provincias se acogieron a estas peticiones y crearon listas de doctores que sí estaban dispuestos a practicar la eutanasia.

Ontario obligó a que los médicos aplicaran la eutanasia si un enfermo lo solicitaba o que dirigieran a un médico sin reparos en caso de no querer aplicarla personalmente

Sin embargo, Ontario rechazó este tipo de acuerdo tácito y obligó a que los médicos aplicaran la eutanasia si un enfermo lo solicitaba o que dirigieran a un médico que no tuviera reparos en caso de querer aplicarla personalmente.

Un grupo de doctores demandó a las autoridades de Ontario alegando que con ese requisito se estaba vulnerado sus derechos a la “libertad de conciencia y de religión”, pero la Corte de Apelación ha rechazado su demanda alegando que “el acceso a ese servicio médico es legal en Ontario” por lo que considera que su práctica es parte del derecho natural de cada individuo “a la vida, a la libertad y a la seguridad”.

Además, como parte del texto de la sentencia, el tribunal afirma que los médicos que no quieran practicar la eutanasia, deberán “cambiar la naturaleza de su práctica [médica] para seguir practicando la Medicina en Ontario”. Es decir, que si eres oncólogo y no quieres someterte a esa ley, lo mejor es que te hagas pediatra o radiólogo, para no tener que enfrentarte a estas situaciones.

 

Fuente: https://www.actuall.com/vida/un-tribunal-de-ontario-canada-prohibe-la-objecion-de-conciencia-ante-la-eutanasia/

Objetivos:
• Canalizar la voz de la ciudadanía ante autoridades públicas e instancias de la sociedad civil para hacer presentes sus derechos y promover sus deberes.
• Promoción, divulgación y defensa de los valores, derechos y deberes de la familia y de la vida humana.
Recommended Posts

Start typing and press Enter to search