Gabriele Kuby es una de las grandes voces que desde hace años alerta contra la ideología de género, una corriente que según denuncia es anterior a la explosión de mayo del 68 y que ha sido impuesta por las grandes fortunas del mundo a través de gobiernos, ONG y el control de medios de comunicación.

No se trata solo de una opinión, pues esta socióloga alemana que vivió la revolución sexual europea desde dentro ha investigado el tema desde hace muchos años, sobre todo desde que se convirtió al cristianismo.

Y se ha jugado mucho por ello. Hace unos meses el dramaturgo homosexual Falk Richter, estrenó en Berlín una obra titulada El miedo que presentaba a Kuby y a otras cuatro activistas profamilia como “zombies” nazis revividos de sus tumbas de 1945, merecedoras de mofas y “un tiro en el cerebro”. Pocas horas después de este estreno, el vehículo de una de las vilipendiadas apareció calcinado; una semana después, otra denunciaba un atentado similar.

Parte de culpa del odio que despierta su discurso en la progresía es por su último libro, La revolución sexual Global. La destrucción de la libertad en nombre de la libertad en el que Kuby profundiza en su denuncia de la ideología de género. La obra, traducida ya a siete idiomas -entre ellos el español-, se ha convertido en todo un instrumento de resistencia cívica en esta crucial batalla que se libra en Occidente entre el nuevo totalitarismo y la familia.

Y por supuesto participa en el I Congreso de Sexo, Género y Educación que organiza CitizenGO.org este viernes en Madrid. Hablamos con ella sobre todos estos asuntos:

¿Qué similitudes hay entre mayo del 68 y la ideología de género?

La convulsión marxista cultural, el feminismo radical y liberación sexual -incluyendo a los niños- de mayo del 68 es ahora la agenda de la ONU, de la UE, de los gobiernos nacionales, de las fundaciones de millonarios como la Open Society de George Soros, de ONG internacionales como Planned Parenthood.

¿Qué consecuencias podrían darse en los niños si los gobiernos introducen la ideología de género en los colegios?

Al sexualizar a los niños desde la guardería y al desestabilizar su identidad sexual a través de la política transgénero -sin importar lo terriblemente dañina que es- se crean en el niño las condiciones previas para la destrucción del matrimonio y la familia.

Los padres están llamados a cumplir su deber principal: proteger a su familia y a sus hijos

¿Cómo pueden los padres luchar contra esto?

Se tienen que informar ellos mismos, levantarse y causar problemas. Una persona es suficiente para empezar, no hay que esperar a que sea otro el que empiece. Los padres están especialmente llamados a cumplir con su deber principal: proteger a su familia y a sus hijos.

Se pueden ver movimientos de resistencia en muchas naciones. Debemos romper el silencio. Esto es serio. El Estado está robando a nuestros hijos mediante el adoctrinamiento sexual y destruyendo su futuro.

¿Puede vislumbrar el final de este movimiento o piensa que va a durar muchos años?

Las élites con dinero y poder en este mundo están detrás de la revolución de género. Pero tienen enemigos más poderosos que ellos: La razón, la naturaleza y Dios. El movimiento LGTBIQ es un signo de una sociedad en descomposición.

La hiper-sexualización de la cultura occidental, con millones de personas adictas a la pornografía, ciega a las personas

En muchas naciones surgen partidos políticos conservadores que toman un rumbo diferente. La crisis migratoria y una posible crisis económica mundial obligarán a las personas a enfrentarse a los problemas reales.

¿Por qué la ideología de género está teniendo tanta acogida?

La sociedad occidental se ha alejado en gran medida de Dios. Se están sacando los anclajes de la magnífica cultura cristiana europea. La hiper-sexualización de la cultura occidental, con millones de personas adictas a la pornografía, ciega a las personas para percibir lo que está sucediendo y asumir la responsabilidad.

África es por ahora el mayor bloque contra la ideología de género. ¿Creen que acabarán sucumbiendo o derrotarán este movimiento?

Occidente desecha la fe cristiana, pero en África está en auge. Rezo para que nuestros hermanos y hermanas africanos no permitan que se les chantajee económicamente para que acepten lo que aborrecen: el matrimonio homosexual y las políticas transgénero.

La mayoría de los jóvenes apoyan la ideología de género. ¿Cree que esa generación está perdida o todavía pueden cambiar de opinión?

Nunca he pensado que una persona o una generación esté perdida. Siempre podemos volver a Dios, al bien, la verdad y la belleza. Jesús dijo esto no iba a ser fácil. Eso prueba que Dios está con nosotros. Hay un gran despertar de movimientos cristianos en diversos países.

“La homofobia es una mentira manipuladora creada para silenciar y excluir a las personas”

Sin embargo en otros países se están creando leyes para controlar los ‘delitos de odio’. ¿Es este el siguiente paso para controlar las voces contrarias a la ideología de género?

La lucha contra la discriminación y contra los crímenes de odio se ha creado para criminalizar a la oposición. Una ideología que se basa en la mentira de que hay más de dos sexos y que puedes cambiarlo ad libitum, tiende a volverse totalitaria.

La libertad de expresión está siendo restringida por los gigantes digitales como Google y Facebook. Pero a veces no les funciona como esperaban. Un ejemplo es el profesor Jordan Peterson. YouTube intentó cerrarlo y ahora tiene más de 350.000 seguidores, una voz de verdad.

Mucha gente la llama ‘homófoba’ o ‘transfoba’. Estos son poderosos insultos hoy en día, ¿cómo se defiende?

Estas etiquetas se crean para silenciar y excluir a las personas. Una fobia es una condición neurótica del miedo por lo que los términos implican que cualquiera que se aferre a la heterosexualidad como norma y advierta de los obvios riesgos psicológicos, físicos y sociales de la homosexualidad y la transexualidad, lo hace  porque sufre un miedo neurótico. Se trata de una mentira manipuladora. En lo que respecta a las personas, soy cristiana y trato a todo el mundo con amabilidad y respeto.

Algunos de los activistas más radicales con poder político fueron el ex primer ministro español Zapatero y el actual líder de Canadá Justin Trudeau

Si las autoridades políticas todavía se orientasen al bien común, como debieran, no les darían tanto poder a las minorías. Pero lamentablemente se han convertido, en gran medida, en activistas del género y han perdido la dedicación al bien común.

Algunos de los activistas más radicales con poder político fueron el ex primer ministro español José Luis Rodríguez Zapatero y el actual primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.

Si perdemos nuestra libertad en nombre de la libertad -como comenta usted en su libro- ¿se podría recuperar o se trata de algo irreversible?

Tenemos que defender la verdad sobre el ser humano, no importa cómo. Las generaciones venideras estarán orgullosas de nosotros. Hay que luchar como hizo David contra Goliat: “La batalla pertenece al Señor”.

¿Qué espera del I Congreso de Sexo, Género y Educación?

Un despertar que mueva a la gente a la acción.

 

Fuente: https://www.actuall.com/entrevista/familia/gabriele-kuby-el-movimiento-lgtbiq-es-un-signo-de-una-sociedad-en-descomposicion/

Objetivos:
• Canalizar la voz de la ciudadanía ante autoridades públicas e instancias de la sociedad civil para hacer presentes sus derechos y promover sus deberes.
• Promoción, divulgación y defensa de los valores, derechos y deberes de la familia y de la vida humana.
Noticias Recientes

Start typing and press Enter to search