En opinión al abogado y especialista en Derecho Internacional, Dr. Sergio Tapia,

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) es un organismo internacional, que con el carácter de tribunal internacional de derechos humanos, resuelve los conflictos entre ciudadanos y estados, ejerciendo sus atribuciones sólo sobre los Estados de las Américas que han reconocido su competencia. Porque los Estados son soberanos, y no se les puede imponer obligaciones que no hayan aceptado.

La Corte IDH funciona en la capital de Costa Rica (San José), está formada por siete abogados elegidos por 6 años, con posibilidad de reelección. Deben de ser nacionales de los países miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA). Las atribuciones de la Corte IDH son interpretar los tratados de derechos humanos, proteger a las personas que demanden su atención y sancionar a los Estados que no han cumplido con las obligaciones que constan en los tratados.

Las instituciones adoptan la configuración de las personas que las constituyen. La ideología de la actual composición de la Corte IDH ha dado fruto el día 9 de enero del 2018 una sentencia que lleva por fecha 24 de noviembre de 2017, en la que interpreta (no juzga a ningún Estado) que los Estados deberían aceptar el derecho de las personas para determinar libremente su orientación sexual, diferente a su constitución biológica, y el consiguiente cambio de su nombre. Asimismo, la Corte IDH ha reconocido que no protege ningún modelo de familia, por lo que extiende interpretativamente a los homosexuales todos los derechos vinculados a la institución familiar. Pero, la Corte IDH reconoce que cada país deberá superar dificultades institucionales y legislativas, por lo que esta aplicación será progresiva.

La Corte IDH carece de la competencia para agregar clausulas, nociones y obligaciones a los Estados, más allá de la letra expresa y la interpretación de buena fe de los tratados. La sentencia recientemente emitida es una opinión de los actuales jueces de la Corte IDH, de carácter consultivo; y por tanto no obliga a ningún Estado de las Américas. Convocamos a movilizar la conciencia y responsabilidad continental, para promover la sustitución de los actuales  jueces de la Corte IDH porque no han respetado la realidad del ser humano, la naturaleza de la familia ni la letra de los tratados sobre derechos humanos.

Por otro lado, el abogado de la Red Nacional de Abogados por la Familia (RENAFAM), Alejandro Muñante, también añadió lo siguiente:

Para quienes celebran que la activista Corte IDH haya señalado en su opinión consultiva en el caso de Costa Rica que los estados miembros deben garantizar el derecho al matrimonio homosexual como si fuese una obligación internacional, debo señalar lo siguiente: La primacía de la Constitución rige en nuestro ordenamiento jurídico por encima de los tratados y sentencias internacionales (Pirámide Kelseniana), y en nuestra carta magna, NO PREVÉ un “derecho constitucional al matrimonio” (conforme lo ratificó el TC en el Exp. 2868-2004, fundamento 13), además garantiza que esta INSTITUCIÓN sólo puede ser conformada por un hombre y una mujer, y por si fuera poco, una opinión consultiva NO es vinculante.

“Ya sabemos del activismo que se han visto envueltas la Corte IDH y CIDH en estos asuntos; criterio distinto el del Tribunal Europeo de Derechos Humanos -TEDH en el caso Hämäläinem y Oliari, así como el caso Chapin y Charpentier vs Francia, donde objetivamente establecieron que el artículo 12 de la Convención Europea consagra el concepto tradicional de matrimonio como la unión de un hombre y una mujer, y que el matrimonio homosexual no es un derecho.”

Objetivos:
• Canalizar la voz de la ciudadanía ante autoridades públicas e instancias de la sociedad civil para hacer presentes sus derechos y promover sus deberes.
• Promoción, divulgación y defensa de los valores, derechos y deberes de la familia y de la vida humana.
Noticias Recientes

Start typing and press Enter to search