El juez que estudia el caso de Alfie Evans –el nuevo Charlie Gard– continúa adelante y sus padres han sido llamados a Londres este martes 19 de diciembre.

Pese a que parecía que la familia podría disfrutar de esta Navidad todos juntos después de que el Hospital Infantil Alder Hey de Liverpool solicitara que se detuviera la actuación judicial para mediar con la familia, el magistrado no ha aceptado esa petición y ha mandado seguir adelante.

Los padres de Alfie Evans, Thomas y Kate James, tendrán que presentarse ante el juez para explicar su postura y esperar lo que dictamine.

El padre de Alfie con su hijo
El padre de Alfie con su hijo / Facebook

El caso de Alfie Evans es similar al del Charlie Gard. En ese caso, el pequeño Charlie fue sentenciado a morir por la corte de Justicia después de quitar la custodia a los padres y otorgarla al hospital Great Ormond Street Hospital de Londres que finalmente le retiró al bebé de once meses la respiración artificial y falleció al día siguiente.

En el caso de Alfie Evans, el tema es más complejo ya que el hospital no ha realizado ningún diagnóstico sino que ha afirmado que su vida “es inútil” y por lo que tanto hay que dejarlo morir.

Los padres han solicitado poder llevarse al niño y un centro médico italiano se ha ofrecido a realizar un diagnóstico y su posterior cura, pero el Hospital Alder Hey se niega a dejarle irse pues pondría en riesgo su vida. Un vida que ellos consideran inútil y sobre la que han pedido a un juez poder de decisión para poder eliminarla.

El Hospital Infantil Alder Hey solicitó hace unos meses que la Corte de Justicia retirara la custodia a los padres de Alfie de manera que pudieron tenerla ellos y terminar con la vida sin sentido del bebé y dejarle morir de manera “digna” y “pacífica”.

Tras mucha lucha la familia había logrado que el centro médico solicitara al juez que detuviera el proceso y había aceptado que hubiera una mediación, pero éste ha rechazado la petición y ha citado a la familia.

Todo parece indicar que las esperanzas que tenía la familia de poder disfrutar la Navidad con su hijo sin el temor a una próxima desconexión se han desvanecido. El juez probablemente nombrará a un tutor que busque lo mejor para el bebé, pero tras el caso de Charlie Gard, el panorama es oscuro.

Sobre todo si repite la jugada del caso Gard, en el que el juez nombró como tutor del niño a Victoria Butler-Cole, presidente de Compassion in Dying, una organización defensora de la eutanasia.

Fuente: https://www.actuall.com/vida/lla-espada-de-damocles-de-la-desconexion-pende-sobre-el-pequeno-alfie/

Objetivos:
• Canalizar la voz de la ciudadanía ante autoridades públicas e instancias de la sociedad civil para hacer presentes sus derechos y promover sus deberes.
• Promoción, divulgación y defensa de los valores, derechos y deberes de la familia y de la vida humana.
Noticias Recientes

Start typing and press Enter to search