Una encuesta independiente realizada en Nueva Zelanda muestra un avance social del discurso provida frente al de los partidarios de la muerte provocada de seres humanos durante su desarrollo embrionario.

La ley de contracepción, esterilización y aborto de Nueva Zelanda fue aprobada en 1977 y permite el aborto en caso de riesgo para la vida de la madre embarazada (incluso más allá de las 20 semanas de vida intrauterina); afección física o mental; o discapacidad del bebé.

El 56% de los partidarios del aborto considera que el límite de 20 semanas debe ser reducido

Asímismo, no es obligatorio ni un periodo de reflexión, ni asesoramiento externo. La ley tampoco se refiere al embrión o feto como “niño no nacido” o “niño por nacer”.

Para la portavoz del grupo provida Family First, Maria Young, los datos de la encuesta “confirman que el gobierno laborista no tiene ningún mandato para liberalizar más las leyes de aborto” como pretende.

El aborto, por norma general, se realiza hasta la 20ª semana de gestación, plazo que al menos al 50% de la población le parece excesivo y a uno de cada tres le crea dudas (36%).

Resulta llamativo que el 56% de los partidarios del aborto considera que el límite de 20 semanas debe ser reducido y, aún más destacable que compartan esa opinión la mayoría de las mujeres que apoyan el aborto (53%).

Según el estudio, las mujeres son más proclives a expresar opiniones provida que los hombres

Más allá, casi uno de cada tres neozelandeses considera que el número de semanas de vida intrauterina máximo para permitir el aborto debe ser inferior a 10 semanas.

La investigación demoscópica, realizada por Curia Market Research, ofrece otra serie de datos que resultan de interés:

El 65% está de acuerdo en que la sociedad debe reducir el número de abortos. De esta opinión son el 63% de los partidarios de la ley de aborto y 3 de cada cuatro mujeres.
Nueve de cada diez se oponen al aborto motivado por la selección de sexo. 

Tres de cada cuatro (76%) está de acuerdo con que los profesionales que ejecutan los abortos se aseguren previamente de que no media coerción alguna sobre la mujer embarazada. Esto lo apoyan incluso el 84% de los abortistas.
En general, como señala el informe recogido por el diario kiwi Scoop, las mujeres son más proclives en general a sostener un discurso provida que los hombres.

En el pasado, se han realizado otras encuentas en el país de las que se extraen datos muy significativos sobre la cuestión del aborto.

Así, el 46% de los neozelandeses están de acuerdo con que las mujeres que abortan corren riesgo de resultar dañadas en su salud mental por causa del aborto. La mayoría de las personas que sostienen esta opinión se situan entre los 18 y los 40 años.

Respecto a la oportunidad de que los padres estén al corriente de si sus hijas menores de 16 años se someten a un aborto, ocho de cada diez están a favor.

 

Fuente: https://www.actuall.com/vida/discurso-provida-avanza-nueva-zelanda-la-mayoria-quiere-restringir-la-ley-aborto/

Recent Posts

Start typing and press Enter to search