Este domingo se han manifestado en La Haya, capital administrativa de Países Bajos, unas 15.000 personas en defensa del derecho a la vida del no nacido. En la concentración, celebrada bajo el lema ‘¿Cuándo comenzó a latir tu corazón?’, neerlandeses llegados en autobús de distintos puntos del país han demandado la ilegalización de la eufemísticamente llamada ‘interrupción voluntaria del embarazo’.

En la manifestación, que ha congregado a más personas que el pasado año y que ha contado con la participación de ‘One of us’, han intervenido los políticos Kees van der Staaij – diputado de la formación calvinista SGP – y Gert-Jan Sengers – líder del partido gubernamental ChristenUnie –. Ambos han denunciado los intentos de la ONU de tornar el aborto en un derecho humano; intentos que se han venido contando en La Gaceta.

Por su parte, Deborah ha ofrecido a los asistentes un conmovedor testimonio: sosteniendo a su hijo en brazos, ha contado cómo sopesaba someterlo a un aborto y cómo finalmente eligió la vida gracias Cry for Life, que es una de las organizaciones provida más activas en Países Bajos.

El aborto en Holanda

Países Bajos es uno de los Estados cuya legislación más se adapta a la cosmovisión posmoderna, que desprecia la vida humana y entroniza la voluntad hasta el punto de supeditar la realidad a ella. Así, está a la vanguardia en cuestiones ligadas a la ideología de género y el homosexualismo, y ha hecho del aborto y la eutanasia una de sus señas de identidad como país.

En lo que al aborto se refiere, cabe decir que fue legalizado en el año 1981 bajo una ley de plazos, semejante a la española, que permite eliminar al feto hasta la vigésimo cuarta semana de gestación. Actualmente, el debate social y político a este respecto se constriñe a la cuestión de los plazos; a si deben ampliarse (más allá de las 24 semanas) o reducirse (por debajo de las 24 semanas).

Cada año se perpetran en Países Bajos unos 30.000 abortos, lo que, en proporción, no constituye una cifra muy superior a la de otros países europeos. En España, por ejemplo, el número de fetos abortados acostumbra a rondar los 100.000 (más de un tercio de los bebés que nacen, que son unos 300.000 al año).

La eutanasia, cada vez más normalizada

Junto al aborto, el gran dama de la Holanda hodierna es la eutanasia. No en vano, el pasado año 2016 murieron como consecuencia de esta inmoral práctica más de 6.000 personas; esto es, que la eutanasia fue la causa del 4% de los fallecimientos del país. De estas 6.000 ‘muertes asistidas’, más del 10% (según datos del Comité de Supervisión) se llevaron a cabo violando el procedimiento establecido, lo que revela el clima anárquico que envuelve toda esta cuestión.

Lo más grave, sin embargo, es que en ocasiones ni siquiera se ha respetado la voluntad del paciente. Así, 431 de las más de 7.000 eutanasias del período 2010-2015 fueron perpetradas sin el consentimiento de las víctimas.

Fuente: https://gaceta.es/civilizacion/miles-personas-se-manifiestan-holanda-aborto-20171213-1724/

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe