La doctora Silvana de Mari fue acusada a principios de año de “homofóbica” por el grupo de defensa LGBT Torino Pride.

Alegaban que sus declaraciones provocan discriminación y “odio racial” -¿desde cuándo la homosexualidad es una raza?- pese a que la médico basó sus declaraciones en la propia experiencia profesional, según recoge Breitbart.

Tengo tres especialidades: psicoterapia, medicina y cirugía“, dijo Mari. “He estado cuidando a personas homosexuales durante 40 años”.

Después de meses de deliberación, el Ministerio Público ha dictaminado que las declaraciones de Mari, médico de 64 años y prolífica autora de novelas, no constituyen difamación por la imposibilidad de identificar a las personas que podrían verse ofendidas por dicha declaración.

Ella no se ha rendido nunca pese al acoso generalizado de todo el lobby gay (la “gaystapo”como la denomina algún medio italiano) y de sus aliados. “No detendrán mis ideas“, declaró a La Stampa, “mientras reciba el apoyo de personas normales sé que esta lucha tiene sentido”.

Como psicoterapeuta, basa sus argumentos en estudios freudianos.

Es importante subrayar que Sigmund Freud se hizo famoso, entre otras teorías, por su ambivalencia en su evaluación de la homosexualidad, a veces negando que se tratara de una patología y otras veces sugiriendo lo contrario.

Si bien se oponía firmemente a la intolerancia social de los homosexuales –lo que hoy en día se denomina erróneamente “homofobia”-, Freud consideraba la homosexualidad como una “perversión” en el sentido psicoanalítico del término, es decir, una condición que incluye limitaciones del yo, el narcisismo y un superego subdesarrollado.

“La característica común de todas las perversiones”, escribió Freud, “es que han abandonado la reproducción como su objetivo. Denominamos a la actividad sexual como perversa cuando ha renunciado al objetivo de la reproducción y sigue la búsqueda del placer como un objetivo independiente”.

Freud estaba convencido de que la homosexualidad en los hombres surgía como resultado de circunstancias familiares que no facilitaban la madurez afectiva normal, es decir, una figura materna excesivamente atenta y una figura paterna distante, afirmando que “todas las investigaciones realizadas hasta ahora han arrojado el mismo resultado sorprendente”.

De Mari, en esta línea, opina que “La homosexualidad no existe. La sexualidad es el camino de la biología para crear generaciones sucesivas a través del encuentro entre gametos femeninos y masculinos. Lo que le interesa a la Madre Naturaleza es la próxima generación. Si no hay reunión entre dos gametos, no hay sexualidad. Si me masturbo, es autoerotismo, no auto-sexualidad. Entonces los gays son personas asexuales y homoeróticas”.

Y concluye: “La sexualidad es solo entre hombres y mujeres, poner el pene en una mujer es sexo (…) Las relaciones entre homosexuales son erotismo (…) Si no procreo, es erotismo”.

Pese a los estudios científicos, el abogado de la acusación LGTB, Nicolò Ferraris, ha continuado afirmado que la doctora Mari no tiene derecho a “expresar una idea” que mucha gente considera ofensiva.

Fuente: https://www.actuall.com/democracia/absuelta-una-doctora-italiana-acusada-difamacion-decir-la-homosexualidad-una-enfermedad/

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe