Tomás González Pondal.

El Monstruo y “monstrua” de las hormonas son una suerte de guía ante la excitación. La porquería se desarrolla por Neflix en 10 capítulos. Los chicos tiene Neflix en su celular, bajan los capítulos, los ven, y los padres ni enterados. En el capítulo primero el monstruo se le aparece en la escuela e incita a la masturbación; en el segundo tocan la menstruación e incitan también a las mujeres a masturbarse; en el tercero proponen situaciones gay como algo normal; en el cuarto, el que sangra ve porno; en el quinto se inculca la rebelión de la chica contra la madre; en el sexto se propone relaciones sexuales con una almohada; en el séptimo masturbación; en el octavo se incita al sexo oral, a tomar jarabe (codeína) con Sprite para lograr una mayor excitación; en el noveno se ve lesbianismo en madres y drogas en padres; en el décimo se propone porno y el chico se vuelve adicto…

Desde Argentina: Monstruos sexuales para niños

Fuente: https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=2141349702815666&id=100008219705163

 

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe