Si la era Obama-Hillary Clinton se caracterízó por impulsar la agenda LGTB y la perspectiva de género y por extender la cultura de la muerte, la era Trump ha supuesto un importante giro cuando no lleva ni un año en la Casa Blanca.

Sobre todo en lo concerniente a la defensa de la vida del no nacido.

Estas son cinco razones por las que Trump se ha erigido como líder pro vida mundial.

1. Hillary Clinton no fue elegida presidenta

Si Clinton hubiera sido elegida presidenta en 2016, ahora estaría trabajando para derogar la Enmienda Hyde y los contribuyentes estadounidenses estarían pagando abortos por doquier.

Planned Parenthood -a pesar de las denuncias por vender partes de bebés abortados y bajo la investigación del FBI– habría recibido aún más fondos de los contribuyentes.

Por si alguien lo pone en duda, ella siempre lo ha dicho públicamente:

La narrativa progresista que niega el derecho a la vida de los bebés no nacidos se habría instalado de manera definitiva en el subconsciente de la nación a base de repetirse a bombo y platillo en todos los medios y organizaciones del establishment.

2. La nominación y confirmación del juez Gorsuch en el Supremo

El ex presidente Barack Obama llenó los tribunales federales con jueces progresistas. Muchos de estos jueces, de mano de activistas progresistas, han parado en seco las intenciones republicanas de restringir los abortos tardíos y proteger a las mujeres y los bebés del daño que ello conlleva.

La pérdida del juez Antonin Scalia fue un duro golpe para el movimiento pro vida, pero la nominación de Neil Gorsuch en el Tribunal Supremo ha traído renovadas esperanzas.

3. Quiere limitar a Planned Parenthood y prohibir el aborto después del quinto mes de embarazo

Incluso con un presidente republicano en la Casa Blanca y estando la Cámara de representantes y el Senado dirigidos por el Partido Republicano, no se ha aprobado todavía un proyecto de ley que pueda suplantar al Obamacare.

La mayoría de las medidas propuestas, sin embargo, han incluido directrices para cancelar la subvención a Planned Parenthood por un año, y es muy probable que Trump lo firme.

Hasta la fecha, la Cámara aprobó el proyecto de ley de protección del niño no nacido para prohibir los abortos de más de 20 semanas, pero sigue estancado en el Senado. Trump prometió a sus partidarios pro vida que firmaría el proyecto de ley si llegaba a su escritorio.

4. Retroceso en los ataques de la administración Obama a la vida y la conciencia

Pocos días después de su toma de posesión, Trump restableció la “Política de la Ciudad de México”, que prohíbe a las organizaciones no gubernamentales (ONG) que reciben ayuda de EEUU realizar y promover el aborto en el extranjero –lo que quería fomentar a toda costa Hillary Clinton cuando declaró que “EEUU debe financiar el aborto a nivel mundial”-.

Trump ordenó al Secretario de Estado que garantice la prohibición de los fondos públicos para los abortos en el extranjero en la mayoría de los programas de salud.

En abril, Trump firmó una resolución que anuló la normativa del ex presidente Barack Obama que obligaba a los estados a otorgar subsidios de “planificación familiar” a Planned Parenthood y otras empresas abortistasEl presidente también ha alentado una cultura pro vida a través del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS por sus siglas en inglés).

Ha nombrado a un defensor de la libertad religiosa para encabezar la Oficina de Derechos Civiles del HHS, un ex líder pro vida en el puesto de subsecretario de asuntos públicos del HHS y un defensor de un programa de educación sexual que motive a los estudiantes para tomar buenas decisiones en su vida sexual.

En octubre, Trump también revocó oficialmente el mandato que obligaba a la mayoría de empresarios a proporcionar anticonceptivos gratuitos, procedimientos de esterilización y medicamentos que inducen el aborto a los empleados a través de planes de seguro de salud.

Durante su primer evento del Día Nacional de Oración en la Casa Blanca, Trump dijo, “No permitiremos que las personas de fe sean atacadas, intimidadas o silenciadas nunca más. Nunca defenderemos la discriminación religiosa”.

Ningún estadounidense debería verse obligado a elegir entre los dictados del gobierno federal y los principios de su fe“, agregó el presidente.

5. Trump cumple sus promesas

Tal vez la principal razón por la que la gente confía en Trump es que cumple sus promesas, o al menos lo intenta con todas sus armas.

“Estoy agradecido de que Dios no haya abandonado Estados Unidos y nos haya bendecido con nuestro presidente, quien a menudo dice: ‘No adoramos al gobierno; adoramos a Dios’”, dijo la evangelista Alveda King, sobrina del Dr. Martin Luther King, Jr. y directora de Derechos Civiles para los no nacidos, en declaraciones a Breitbart.

 

Fuente: https://www.actuall.com/vida/cinco-razones-las-estar-agradecido-trump-pro-vida/

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe