1 de junio de 2010. El Partido Popular -entonces en la oposición en una España gobernada por José Luis Rodríguez Zapatero– presenta un recurso de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional contra la conocida como Ley Aído y denominada, oficialmente, Ley de Educación Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Los servicios jurídicos del partido de Génova observaban en el texto socialista el incumplimiento de hasta ocho preceptos constitucionales y denunciaban la desprotección del nasciturus con la nueva norma.

Han pasado desde entonces 7 años, 5 meses y 13 días. 2.720 días en los que los magistrados del Constitucional no han tenido tiempo para sentenciar sobre una ley que ha permitido la muerte de más de 700.000 niños y que convierte a España en el tercer país de Europa con mayor número de abortos (sólo por detrás de Francia y Reino Unido), según el último estudio del Instituto de Política Familiar.

Siete años sin pronunciamiento del Constitucional… y sin la suspensión de la ley, tal como solicitaba el PP en su recurso, dados los “evidentes perjuicios irreparables” que la aplicación de la norma generaría -y que de hecho ha generado: 700.000 vidas- mientras se estudiaba su constitucionalidad.

Más de un lustro en el que el Tribunal Constitucional se ha pronunciado sobre los asuntos más diversos – ha declarado inconstitucional el euro por receta en Cataluña; también la Ley Navarra que limita la exención del pago del impuesto sobre bienes inmuebles a los edificios dedicados al culto; el Decreto dictado por el Gobierno Canario para convocar una consulta sobre prospecciones petrolíferas; algunas medidas aprobadas por el Gobierno Andaluz en materia de vivienda; la Ley cántabra que prohíbe el uso del “fracking” porque invade competencias exclusivas del Estado; el criterio de valoración de la indemnización a propietarios de suelos sometidos a primera urbanización….- y, por supuesto, la cuestión catalana.

Fuente: https://gaceta.es/civilizacion/constitucional-ocho-anos-recurso-ley-aborto-20171114-0650/

Objetivos:
• Canalizar la voz de la ciudadanía ante autoridades públicas e instancias de la sociedad civil para hacer presentes sus derechos y promover sus deberes.
• Promoción, divulgación y defensa de los valores, derechos y deberes de la familia y de la vida humana.
Noticias Recientes

Start typing and press Enter to search