Con la conversión de partido provincial a nacional, Alianza Demócrata Cristiana (ADC) pretende pasar de uno al menos siete diputados; así lo señaló Laura Fernández candidata a la vicepresidencia por esa agrupación que también cuenta con la postulación a diputada por San José.

Fernández reconoció que es un partido político joven y que aseguran ser coherentes entre lo que dicen y hacen, con una agenda país que incluye proyectos de ley ya presentados en la corriente legislativa.

El plan de gobierno de ADC, se basa, según la aspirante, en cinco ejes comenzando por uno de crecimiento económico “con un impulso extraordinario a la educación”.

Un segundo punto es el tema social, “con una agenda que incluye medidas para la reactivación económica” y una propuesta para titulación de terrenos en precarios, la creación de un hospital para enfermos mentales del adulto mayor y “ordenar las asignaciones de ayudas sociales para que no haya filtraciones”.

“Tenemos un tercer eje que es de altos valores, donde somos un partido provida que dice no a la ideología de género, somos un partido que defiende a la vida, la familia y la integridad sexual de nuestros niños y jóvenes”, explicó.

Como cuarto y quinto punto del plan de gobierno de ADC está una “reforma en la gestión pública del Estado costarricense” y una propuesta de protección del medio ambiente con políticas de limpieza de ríos y mares, reducción de uso de plásticos, entre otros.

Fernández explicó que en caso de llegar a Casa Presidencial o a Cuesta de Moras, defenderán las posiciones del sector que representan y sus valores. Agregó que son conscientes de que los temas polémicos deben ser discutidos y votados como funciona una democracia.

“Nosotros no creemos en el matrimonio igualitario, nosotros creemos en el matrimonio natural como está establecido, no creemos en iniciativas que busquen igualar el matrimonio a las parejas del mismo sexo. Nuestra posición ante otro tema relevante como el transporte, es que estamos de acuerdo con Uber, sin embargo, creemos que debe haber un marco de legalidad, una regulación para que no haya competencia desigual”, reiteró la candidata a la vicepresidencia por ADC.

RETO

Las más recientes encuestas sitúan en los primeros lugares a Antonio Álvarez del Partido Liberación Nacional (PLN), Rodolfo Piza del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) y a Juan Diego Castro del Partido Integración Nacional (PIN), lo que plantea un importante reto para el Partido Alianza Demócrata Cristiana.

Según Fernández, los candidatos de ADC son “personas que no tenemos rabo que nos majen” y que al no cobrar para inscribir sus candidaturas les permite llegar “sin padrinos políticos y sin un respaldo de miles de millones de colones por detrás, como sucede en otros partidos”.

“Nosotros somos un partido acostumbrado a ir de abajo para arriba, estamos acostumbrados a dar la pelea y lejos de desilusionarnos con el tamaño del reto lo vemos como una oportunidad, en este momento con la cantidad de costarricenses que no están decididos por quién votar, creemos que hay una enorme ventana de oportunidad para que el electorado nos conozca”, dijo Fernández.

Además, consideró que la única diferencia con otros partidos es el tema económico.

“Somos un partido que no tiene plata para poner grandes vallas en las carreteras, pagar comerciales y estar vendiendo a un candidato al igual que vender una Coca Cola, nosotros creemos en los méritos y no hemos hecho de la política un negocio como sí lo han hecho otros partidos políticos”, aseveró.

CORRUPCIÓN

Sobre el tema de corrupción Fernández aseguró que tienen la “estatura moral” para gobernar pues es un partido libre de corruptos y que “los partidos tradicionales no aprendieron la lección”.

“Somos el ejemplo vivo de que la corrupción hay que denunciarla, a nuestro líder político (Mario Redondo) no le tembló el pulso para renunciar al PUSC cuando tuvo que hacerlo (2006), por escándalos de corrupción interna del partido, preferimos arrancar de cero un partido nuevo”, finalizó.

POSIBILIDADES

Para el analista político Sergio Araya, ADC es un partido en proceso de formación con posibilidades mínimas de llegar a la presidencia y que presenta aspirantes con potencial, pero que no tienen la estructura para ganar la presidencia.

“No les visualizo una fracción en la Asamblea Legislativa muy numerosa, sin pretender tener bolita de cristal, creo que será una fracción que en el mejor de los casos llegará a tres o cuatro diputados como máximo”, apuntó Araya.

Las declaraciones se brindaron tras el programa Tribuna Política, que se emite de lunes a viernes a las 7 a.m. con repetición a las 11 p.m. y donde la periodista Isabel Espinoza junto a un panel de expertos estudian temas de interés nacional e internacional previo a las elecciones de febrero de 2018.

Fuente: http://www.diarioextra.com/Noticia/detalle/346948/somos-un-partido-provida-que–dice-no-a-la-ideologia-de-genero

Objetivos:
• Canalizar la voz de la ciudadanía ante autoridades públicas e instancias de la sociedad civil para hacer presentes sus derechos y promover sus deberes.
• Promoción, divulgación y defensa de los valores, derechos y deberes de la familia y de la vida humana.
Noticias Recientes

Start typing and press Enter to search