Una enfermera católica está demandando a «Duke University Hospital» (Hospital Universitario de Duke), alegando que la universidad discriminó contra sus creencias religiosas y pro-vida al exigirle que colabore en abortos.

Se informó a Sara T. Pedro durante su orientación para empleados que el Duke University Hospital no brinda excepciones a los empleados de su Departamento de Emergencia que no desean participar en abortos. La demanda, presentada por The Thomas More Law Center en nombre de Sara, dice que el Departamento de Emergencia de Duke realiza «una gran cantidad de abortos».

La demanda afirma que Sara se enfrentó a represalias y discriminación después de que ella hizo una solicitud por escrito para estar exenta de la política pro-aborto.

El hospital no la dejaba avanzar desde el entrenamiento hasta el servicio regular. Luego, la universidad «le envió una advertencia por escrito por motivos ambiguos e infundados, y luego la colocó en licencia administrativa cuando intentó impugnar formalmente la advertencia», según los abogados de Thomas More.

«Este caso ilustra los desafortunados peligros que enfrentan hoy las personas que buscan permanecer fieles a sus creencias religiosas en su lugar de trabajo», dijo Tyler Brooks, el abogado del Centro Legal Thomas More que maneja el caso.

«Con esta demanda, sin embargo, pretendemos demostrar que incluso los empleadores más grandes deben respetar los derechos civiles de sus empleados cristianos», dijo.

Duke University Hospital violó las leyes federales

El Centro Legal Thomas More dice que Duke violó las leyes estatales y federales.

«Debido a su fe católica, [Pedro] se opone a la asistencia en el aborto y a la administración de métodos anticonceptivos», dice la demanda.

«Duke la sometió a una degradante serie de acciones diseñadas para castigar y tomar represalias contra ella por participar en actividades protegidas por el gobierno federal», continúa, señalando que han pasado más de 10 meses desde que Sara presentó su segundo pedido de “alojamiento religioso”, una solicitud para verse exenta de la política pro-aborto.

Duke no ha respondido sino que «proporcionó una explicación sobre cómo la solicitud presentó una dificultad excesiva».

Según la ley de derechos civiles de la ley federal Título VII, «se requiere que un empleador acomode razonablemente las creencias religiosas y las prácticas religiosas de un empleado, a menos que hacerlo imponga una dificultad excesiva», explicaron los abogados en su demanda en nombre de la enfermera de vida

La discriminación y las represalias del hospital contra Sara se cometieron con «la intención de obligarla a abandonar su trabajo en el hospital», argumenta la demanda.

Fuente: http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=30853

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe