El discurso propio de la ideología de género no tiene cabida en la universidad española. Sus argumentos de que es necesario eliminar las barreras al desarrollo académico y humano creado por estereotipos de género se estrellan con la realidad de la estadística de alumnos y alumnas que desde hace 17 años hay en las universidades españolas.

De hecho, desde el año 2000, el porcentaje de universitarias sobre el total de estudiantes matriculados supera el 50%, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes (MECD) publicados el pasado 15 de octubre en el Magazine de La Vanguardia.

Ellas están más presentes en Ciencias Sociales y Jurídicas, Ciencias de la Salud, Artes y Humanidades y Ciencias; por el contrario, ellos tienen un mayor porcentaje de matriculación en Ingeniería y Arquitectura.

Cabe recordar que la perspectiva de género introduce el concepto de igualdad de género como sustituto de igualdad entre hombres y mujeres, mientras antepone un determinado feminismo de lucha contra el patriarcado a conceptos como la familia o la maternidad, que apenas tienen cabida en su modelo de sociedad.

Feminización de la enseñanza y del mercado de trabajo

Evolución del porcentaje de mujeres en la universidad

Evolución del porcentaje de mujeres en la universidad

En cualquier caso, la feminización de la enseñanza, como la del mercado de trabajo, es una realidad a día de hoy; una realidad que no es compatible con el discurso hegemónico de la perspectiva de género, que tiende a ser discriminatoria con aquellos ciudadanos que no la comparten.

En el reportaje del Magazin mencionado, “hombres con fecha de caducidad”, se advierte de que “en muy pocas décadas, la autoridad del varón en el hogar, en el lugar de trabajo, en los centros de poder se ha ido agrietando y diluyendo”; y se muestran unos gráficos con datos que lo corroboran y que hemos reproducido en las siguientes tablas.

En la primera se puede ver la evolución del porcentaje de mujeres en la universidad entre 1940 y 2015. Si ese porcentaje era del 12,6% en 1940, en 1970 ya había crecido hasta el 31%, para superar el 50% a partir del 2000 (53%). En 2010 las universitarias eran el 54% y en 2015 el 54,2% sobre un total de 1.361.340 matriculaciones universitarias.

Al mismo tiempo, cuando se observa el porcentaje de mujeres matriculadas en Grado y en 1º y 2º Ciclo sobre el total de estudiantes en diferentes asignaturas, las mujeres vuelven a ser las principales protagonistas.

Menos en Ingeniería y Arquitectura, en el resto de asignaturas la mujer es la protagonista

Menos en Ingeniería y Arquitectura, en el resto de asignaturas la mujer es la protagonista

Así, en Ciencias Sociales y Jurídicas, de las 632.931 matriculaciones el 60% eran mujeres, como se puede observar en esta segunda tabla.

Sobre las 236.861 matriculaciones en Ciencias de la Salud, la cuota femenina era del 69,4%; mientras en Artes y Humanidades alcanzaba el 61,1% del total de estudiantes matriculados; y Ciencias el 51,2% sobre los 81.332 matriculados.

Solo en Ingeniería y Arquitectura (con 274.976 matriculaciones) las mujeres estaban por debajo del 50%, con el 25,8%, como se ve en la tabla.

En la universidad española ya no hay debate, las mujeres son mayoría desde hace dos décadas”, se insiste en el reportaje.

Por otra parte, “la feminización del mercado laboral en España llega a tal extremo que pronto habrá sorpasso. Si en 1976 había 9 millones de hombres trabajando por sólo 3,5 de mujeres, hoy en día (junio del 2017) la primera cifra se sitúa en los 12,1 millones (sólo 3 más en 40 años), mientras que la segunda ya alcanza los 10,5” millones, agrega.

El escenario estadounidense

Trasladado el auge de la feminización del mercado laboral al escenario estadounidense, el reportaje del Magazin recuerda que “varones de todas las etnias se quedan sin trabajo, se entrampan con las drogas, lo que deriva en menos asistencia a la universidad y menos licenciados”, según detalla el analista Thomas Edsall, que ha estudiado los efectos de la crisis en el mercado laboral estadounidense.

“Hay mucho hombre deprimido, es parte del cambio de masculinidad que estamos presenciando, es un hombre que pierde su posición, que recurre a las drogas, como pasa en Estados Unidos, donde el consumo de heroína ha aumentado muchísimo”, explica por su parte Esteban Hernández, autor de Los límites del deseo: instrucciones de uso del capitalismo del siglo XXI. Cabe recordar que, en ese país, las muertes por sobredosis están aumentando, sobre todo entre los blancos.

“Hay muchos hombres que viven del sueldo de su mujer, que han perdido el empleo y que representan una vieja masculinidad que a veces se traduce en depresión o en maltrato”, concluye el reportaje.

Fuente: https://www.forumlibertas.com/la-ideologia-genero-no-encaja-la-universidad-mas-mujeres-hombres-desde-ano-2000/

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe