El gobierno de Reino Unido arremetió contra las Naciones Unidas por usar el término “mujeres embarazadas” en una nueva versión del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, alegando que el término excluye a las personas transgénero que han dado a luz y, por lo tanto, es irrespetuoso.

El tratado de la ONU, vigente desde mediados de los setentas, garantiza que la comunidad internacional protegerá a las “mujeres embarazadas” y que los países signatarios especialmente se comprometerán a proveer a las madres embarazadas, incluyendo exonerarlas de la pena de muerte. La ONU recientemente abrió el tratado con pequeños cambios que no afectarían el propósito general del pacto.

Pero Gran Bretaña sostiene que la terminología es injusta porque creen que las mujeres no son las únicas que pueden dar a luz. Y el término “mujeres embarazadas” podría “excluir a las personas transgénero que dieron a luz”.

El Reino Unido, en su lista oficial de correcciones al documento, dice que el término preferido es “personas embarazadas”.

“Solicitamos que el Comité de Derechos Humanos de la ONU aclare que el mismo derecho se extienda a las personas transgénero embarazadas”, declaró al Times of India. un miembro del Ministerio de Relaciones Exteriores y del Commonwealth del Reino Unido.

Pero no todos en el típicamente corpus progresista están abiertos al cambio. Las feministas en retorno, criticaron al Reino Unido, sosteniendo que el cambio sugerido es emblemático de la “desaparición” sistemática de las mujeres en la comunidad global, y que el hecho de alterar el término “mujeres embarazadas” para ser “personas embarazadas” es un símbolo de una misoginia global que no reconoce diferencias innatas entre los géneros, y por lo tanto cree que las mujeres no merecen protecciones especiales.

“Esto no es inclusión. Esto hace que el término mujeres no pueda mencionarse. Tener un cuerpo femenino y saber lo que eso significa para la reproducción no te convierte en ‘excluyente’. Obligarnos a omitir cualquier referencia a nuestro sexo so pena de ser llamados intolerante es un insulto “, sostuvo la autora feminista y comentarista de la ONU, Sarah Ditum.

Ditum está en lo correcto; el impulso mundial para eliminar el género tendría un impacto increíble en muchas mujeres que no tienen el privilegio de vivir en un país donde sus preocupaciones cotidianas son tan insignificantes que pueden preocuparse por los términos “excluyentes” y la cultura actual de lo políticamente correcto.

Mujeres de todo el mundo experimentan la violencia de género en cifras increíbles. Según las propias cifras de las Naciones Unidas, el 35% de las mujeres en todo el mundo han experimentado algún tipo de violencia sexual; 750 millones de mujeres y niñas se casaron antes de cumplir 18 años; 120 millones de niñas fueron violadas antes de los 18 años; 200 millones han experimentado mutilación genital femenina; y las mujeres y las niñas representan más del 71% de quienes son objeto de trata de personas en todo el mundo.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) está especialmente preocupado por la violencia contra las mujeres embarazadas: lapidación, palizas, violencia doméstica y desplazamiento. El tratado se enfoca en esos problemas directamente.

Fuente: http://www.dailywire.com/news/22584/uk-government-blasts-un-because-treaty-says-emily-zanotti

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe