Distantes por varios miles de kilómetros, uno situado en el corazón de Europa, y el otro al sur de América del Sur. El europeo con menos territorio aún que el país sudamericano pero más poblado y desarrollado. Con poblaciones de orígenes muy diferentes el uno del otro. Sin embargo Holanda y Uruguay tienen una coincidencia en materia de un tema humano bioético candente como es el del alto número porcentrual de suicidios en relación a su población.

Y si no veamos las siguientes crónicas tomadas de notas de prensa de la web, con indicación de sus fuentes:

1.- Aumenta el suicidio en Holanda.

El número de suicidios registrados en Holanda en el 2013 alcanzó la cifra récord de 1.854. Así fue dado a conocer por la Oficina Central de Estadística. Desde el año 2007, el número de suicidios en Holanda ha aumentado un 25 por ciento.

La Oficina no investigó el motivo de esta línea ascendente, no obstante, expertos estiman que guarda relación con la crisis económica. El mismo fenómeno se produjo a principios de los años 80 cuando la economía holandesa sufrió también un recesión.

Se trata, sobre todo, de personas de mediana edad, entre los 45 y los 60 años y la mayoría, un 70 por ciento, son hombres. Asimismo, se registró un leve aumento de suicidios entre jóvenes de 10 a 20 años. (https://radiomedianaranja.com/news/aumenta-el-suicidio-en-holanda/)

2.- Tasa de suicidio en Uruguay, entre las más altas del continente. El 75% son hombres.

ASSE presentó los protocolos con recomendaciones de cómo actuar para prevenirlos. En nuestro país se matan dos personas cada tres días, el 75% de las víctimas son hombres. (30.3.2017).

La Administración de Servicios de Salud del Estado presentó dos protocolos para la atención de salud de los adolescentes, enfocados a problemas de relevancia en el país: el embarazo en la adolescencia y la conducta suicida.

Los temas están contenidos en los objetivos planteados por el Ministerio de Salud Pública para el actual período de gobierno.

El informe epidemiológico sobre la salud de los usuarios de ASSE, identifica el embarazo en la adolescencia como un problema, que es prioritario en el plan de acción institucional. Según datos del sistema informático perinatal del año 2014, el 16,4% de los nacimientos fueron en adolescentes.

Según las cifras difundidas por ASSE, en los sectores más vulnerables de la sociedad el embarazo adolescente tiende a aumentar. Entre las adolescentes uruguayas, con 2 o más Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI), 1 de cada 5 son madres (22,4%), mientras que en adolescentes con necesidades básicas satisfechas el porcentaje es de 3,6%, según datos del censo de 2011.

En cuanto al suicidio, el tema también requiere un abordaje de género considerando que el 75% de las víctimas son hombres, mientras que en el caso de los intentos de suicidio, la tres cuartas partes son realizados por mujeres.

En nuestro país, la tasa de mortalidad por suicidio se ubica entre las más elevadas del continente, ascendiendo en el año 2015 a 18,55 muertes por cada 100.000 habitantes.

“De un total de 22.941 usuarios de ASSE de entre 10 a 14 años que se asistieron en el período 2014-2015, el 5,8% corresponden a adolescentes que consultaron por problemas psicológicos. La cifra es de 4.5%, si se considera a los usuarios de entre 15 y 19 años.

(http://www.montevideo.com.uy/contenido/Tasa-de-suicidio-en-Uruguay-entre-las-mas-altas-del-continente-El-75-son-hombres–338886).

3.- CUALES PUEDEN SER LAS CAUSAS DE ESTA COINCIDENCIA ENTRE HOLANDA Y URUGUAY A PESAR DE TODAS SUS DIFERENCIAS?

Si bien, en general los fenómenos humanos no son unicausales, al analizar la historia de ambos países, creemos que la causa realmente prevalente para que en Holanda y Uruguay haya tantos suicidios, que colocan a ambos países a la cabeza del fenómeno, hay que buscarla en el alto secularismo que los dos padecen desde hace muchos años.

Secularismo sembrado desde el Estado pero también por organizaciones que combatieron durante mucho tiempo a la Iglesia Católica y otras iglesias cristianas, en nombre del llamado “librepensamiento”. Así lo manifestamos en nuestra tesis sobre “Laicidad, Laicismo y Libertad religiosa en Uruguay”, (http://www.forumlibertas.com/laicidad-laicismo-libertad-religiosa-uruguay/) .

La tercera conclusión de nuestra tesis, muy vinculada al tema de este artículo, justamente expresa:              “3) Ello determinó la negación y no la neutralidad del Estado, tanto en la educación como en la sociedad, del pensamiento trascendente, filosófico o religioso, que sistemáticamente deben ser acallados cuando éstos llegan al espacio público, ni hablamos del estatal.”

Es decir que en lugar de cultivar una sana laicidad, lo que se produjo en Uruguay luego de la separación de la Iglesia y del Estado, por mandato constitucional de 1919, fue el desarrollo un verdadero laicismo, que es la deformación patológica de la laicidad. Es decir, el combate y la negación del fenómeno religioso, intrínseco en el ser humano, orientado naturalmente a la trascendencia y que desde los albores de la humanidad barrunta la existencia de un Creador,

Y está comprobado que tiende más al suicidio, la persona que estando en su sano juicio, carece de valores trascendentes, vinculados con la creencia religiosa, sea la que fuera,  y en la existencia de Dios, que la que tiene fe religiosa.

Basta mirar la lista de paises europeos en donde, a diferencia de Uruguay, en la enseñanza pública, como materia obligatoria u opcional, se dicta la asignatura religión:

Alemania, Austria, Bélgica, España, Grecia, Finlandia Irlanda, Italia, Portugal, Reino Unido y Suecia.

Por tanto, afirmamos que el suicidio está ligado directamente al secularismo, en forma directa, a más secularismo, más tasa de suicidios en los países que lo practican.

Fuente: https://www.forumlibertas.com/suicidio-une-holanda-uruguay/
Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe