Por Tomás González Pondal.

En la ciudad de Mar del Plata, algunos padres tienen tarea para el hogar: meditar profundamente porqué no debe decírsele groserías a una niña. Para ello nada mejor que trabajar la mente con un dibujito en donde sale alguien que llamaremos “ni,ni”, ya que no está definido si se trata de un niño o una niña, sino que, en un solo personaje, se reúne a ambos.

Es más, si bien se observa, la mitad en la que puede destacarse más bien la cara de un niño, está significativamente resaltado lo femenino por el color rosa, y la otra mitad donde más bien se observa la cara de una niña, está significativamente resaltado lo masculino por colores como el azul.

Si una menor es ofendida en el aula por otro compañero, para hacerle entender al ofensor que eso no debe hacerse más, no debe recurrirse a un dibujo que degenera. Ya es el colmo.

El médico que desea curar un dolor de cabeza, mal haría sí, para su propósito, le ofrece al paciente un considerable resto de materia fecal hallado en el inodoro de su consultorio, para que se lo coma completo. El mensaje del dibujo no es una medicina, es intentar inocular en la mente de las personas (y principalmente de los menores) un veneno, un terrible veneno llamado perversión.

No solo se confunde sobre un tema sexual, sino que se confunde sobre un tema de disciplina: la supuesta “medida correctiva” no corrige sino que deforma; no apunta a solucionar un daño, apunta a introducir otro mal distinto.

Se deja como mensaje de fondo, que si una persona (¡menores en especial!) se graba a fuego el dibujito ideológico será alguien excelente. En otras palabras, pretenden que el bien moral, el bien en los comportamientos, aparecerá cuando se vea en el otro a un “ni.., ni…”.

No se puede pretender educar valiéndose de nociones de-generadas. Para agredir a alguien no hace falta necesariamente dirigirle un dicterio o golpearlo físicamente: también se le puede dedicar un dibujito sonriente.

Fuente: http://laabeja.pe/de-opinión/invitados-varios-autores/1619-pervirtiendo-a-los-niños-los-ni-ni.html

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe