Los activistas pro-vida llevan décadas argumentándolo, los científicos lo han probado una y otra vez y los abortistas lo llevan intentando ocultar con eufemismos desde hace años, pero por fin el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos lo reconocerá: la vida humana empieza en el mismo momento en que el óvulo es fecundado por el espermatozoide.

El primer objetivo de esta institución es “reformar, reforzar y modernizar el sistema público de salud”, según reza el comunicado. El compromiso de mejorar la salud de todos los estadounidenses –incluidos los no nacidos- es evidente.

“Facilitar el acceso a los servicios de salud, reducir gastos, mejorar la calidad y la seguridad de los centros, aumentar el número de opciones para los pacientes e invertir en nuevas tecnologías” son algunos de los pasos que ofrece el departamento de Salud para conseguir sus objetivos.

Puede parecer en un principio que los avances sean escasos, pero como recoge el portal de noticias LifeAction, “para un país donde tiene más derechos el águila no nacida que el humano no nacido, es un paso en la dirección adecuada”.

La revolución Trump     

Desde que Donald Trump llegara a la presidencia de Estados Unidos en enero de este año, la política estatal respecto al derecho a la vida parece que esté dando un giro de 180 grados.

Además de haber cancelado la financiación a clínicas abortistas como Planned Parenthood, ha promovido el respeto a la vida de los no nacidos, algo que parecía ser un estorbo en las últimas administraciones de Obama.

Su apoyo decidido a organizaciones pro-vida, así como el deseo de ‘revolucionar’ moralmente Estados Unidos, están erigiendo a Trump y su administración en un referente a nivel internacional en estas políticas.

El aborto en el mundo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó recientemente un informe en el que detalla el número de abortos en el mundo: 55,7 millones. Si se estiman los abortos en clínicas ilegales o fuera de registros oficiales, esta cifra podría ser mucho mayor.

Aún queda mucho que avanzar en este campo.

Por ejemplo, Reino Unido despenalizó el aborto en 1967. En 2016, se practicaron 60.592 abortos, aún lejos de la cifra en España de 94.188 en 2015.

Por otro lado, siete son los países que todavía permiten el aborto tardío. Estos son Canadá, Estados Unidos, China, Corea del Norte, Singapur, Vietnam y Holanda.

Fuente: https://www.actuall.com/vida/departamento-salud-eeuu-definira-la-vida-mismisimo-momento-la-concepcion/

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe