El Congreso Hemisférico de Parlamentarios (CHP), plataforma que reúne a 700 congresistas y senadores de toda América, denuncia que la Organización de los Estados Americanos (OEA) se realiza activismo ideológico en favor de la agenda de género con la colaboración del gobierno de Costa Rica.

Reunidos el pasado 28 de septiembre en San José, una delegación del CHP junto con 14 diputados, de seis de los ocho grupos parlamentarios de la Asamblea Legislativa de la República de Costa Rica, advirtieron de que una solicitud realizada por el presidente Luis Guillermo Solís a la OEA pone en riesgo la soberanía de los países de la región.

En mayo de 2016 el gobierno de Solís Rivera pidió a la Corte Interamericana una ‘opinión consultiva’ respecto a las uniones civiles entre personas del mismo sexo y del cambio físico o legal derivado de la percepción que cada persona tenga de su supuesta “identidad de género”.

En concreto, pregunta si a la luz del principio de no discriminación e igualdad jurídica debe contarse con un mecanismo administrativo “gratuito, rápido y accesible” para el cambio de nombre por “orientación de género”.

También pregunta si el Estado debe garantizar derechos patrimoniales de las uniones del mismo sexo y, en caso afirmativo, si eso exige regular una figura jurídica.

En mayo de 2017, durante una audiencia de la Corte, el abogado del gobierno de Costa Rica admitió que la intención de la administración al pedir la ‘opinión consultiva’ era tener una especie de referencia autorizada que obligara al Legislativo local a no oponerse a cambios jurídicos sobre estos temas.

Una especie de candado y, a la vez, atajo, para imponer la agenda de género sin restricciones parlamentarias.

Para el Congreso Hemisférico esto instrumentaliza al sistema interamericano de derechos humanos de la OEA para hacer avanzar en el continente agendas de élites ideológicas en contra de lo que está explicitado en la Carta de la OEA, la Convención Americana de Derechos Humanos y otros acuerdos regionales.

Aunque técnicamente la consulta no son vinculantes ni coercitivas (tienen un valor de asesoría, no jurisdiccional) en la práctica los distintos Estados terminan acatándolas o utilizándolas como instrumentos de guía o interpretación para situaciones locales. La Corte aún no emitió la opinión.

En la reunión de la delegación del CHP – integrada por la senadora Paola Holguín, de Colombia; el diputado Luis Hernández, de Guatemala; y el diputado Apolinar Casillas, de México – con sus homólogos costarricenses estuvieron presentes miembros de casi todas las bancadas de la Asamblea.

William Alvarado, Johnny Leiva, Rafael Ortiz, Rosibel Ramos, Jorge Rodríguez, Luis Vásquez y Gerardo Vargas Rojas, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Fabricio Alvarado, de Restauración Nacional (PREN); Abelino Esquivel y Gonzalo Ramírez, de Renovación Costarricense (PRC); Óscar López, del Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE), y Mario Redondo, de la Alianza Demócrata Cristiana (ADC).

También Nidia Jiménez y Marvin Atencio, del Partido Acción Ciudadana (PAC), sigla del presidente Solís.

Atencio lamentó que el mandatario impulse una acción que vulnera al poder Legislativo costarricense, con un impacto injusto en los Congresos de las demás naciones de la región. “Esto es vergonzoso e inaceptable”, dijo.

Jiménez, por su parte, apunto que la OEA pretende “imponer la ideología de género como camisa de fuerza” violando el propio pacto que le dio origen, esta entrando en ruta de colisión contra las familias y el derecho de soberanía de los pueblos.

Antecedente: la fecundaicón in vitro

El diputado Fabricio Alvarado explicó que Solís hizo antes lo mismo con la fecundación in vitro, prohibida en el país: “Todos tenían claro que le tocaba legislar al Congreso sobre ese tema, pero una resolución de la Corte Interamericana avaló el decreto presidencial para ponerla en vigencia“.

La senadora Holguín manifestó que la Corte, como organismo regional  está desbordando sus competencias y violando la división de poderes, esencial en el Estado de derecho. “Necesitamos una OEA, una Comisión Interamericana y una Corte fuertes para defender la democracia y los derechos humanos en la región, pero estas deben respetar la soberanía de los estados miembros en aquellos asuntos que son de su competencia exclusiva”, apuntó.

Nos preocupa sobremanera el hecho de que la OEA esté transgrediendo el orden constitucional de los países de la región para empujar una agenda ideológica en asuntos que tengan que ver con la dignidad de la persona y la familia. Independientemente de las posturas que uno pueda tener sobre sobre estos controvertibles temas, debemos reconocer que es a los parlamentos de cada país a quienes le compete debatir y decidir estos asuntos”, aseguró el diputado Apolinar Casillas.

El Congreso Hemisférico de Parlamentarios (CHP), integrado hasta el momento por 700 legisladores de todo 18 países del continente, divulgó el 15 de junio una declaración conjunta en la que exigen a la OEA abandone la agenda abortista y de género que viene impulsando en los últimos años.

Para los legisladores la intervención del organismo regional, a través de la Corte y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para fines ajenos a los propuestos en su fundación violan la soberanía y la autodeterminación de los países miembros.

En el texto, denominado “Declaración de México”, se advierte sobre “los agresivos y continuados esfuerzos” de la OEA y de su sistema de derechos humanos por imponer “políticas y perspectivas ideológicas que atentan contra el derecho a la vida, la familia y las libertades de expresión, de asociación y religiosa” constituyen un “golpe a la democracia representativa de la región”. Estas tentativas “exceden el mandato que les ha sido conferido por los Estados”, señalan.

Fuente: https://www.actuall.com/familia/legisladores-de-toda-america-denuncian-a-la-oea-por-imponer-la-ideologia-de-genero/

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe