Esta vez la amenaza es mayor que la secesión o que una crisis económica… o al menos afecta de manera aún más directa al ciudadano. No se trata de tu dinero sino de tus hijos. Van a por ellos: te los pueden arrebatar si no te pliegas a sus deseos de manipularles, troquelar sus mentes u hormonales.

La ley mordaza LGTB de Podemos ha puesto el pie en el Congreso. Pero…

1.- Se puede parar una ley que pretende quitar la patria potestad a los padres que no acepten que sus hijos sean sometidos a tratamientos hormonales y quirúrgicos

O al menos abrir un “tiempo muerto” con el anuncio del PP, el pasado martes, de una enmienda la totalidad.

Se daba por hecho que todas las formaciones iban a apoyar la Ley Mordaza LGTB de Podemos, incluido el partido del Gobierno, después de que éste se comprometiera a respaldarla a cambio de ser invitado por el lobby LGTB al Día del Orgullo Gay.

Sin embargo, el PP se abstuvo y anunció un texto alternativo, una enmienda a la totalidad, advirtiendo que la norma tiene tics liberticidas. Un sorpresivo giro que retrasa un tiempo la tramitación y abre la posibilidad –por pequeña que sea- de que se puedan retocar las aristas más peligrosas de una norma totalitaria.

2.- La sociedad civil no es un cero a la izquierda

No es cierto que los ciudadanos no puedan influir en unos parlamentarios desconectados de los problemas e intereses reales de la gente y que hacen de su capa un sayo.

Si la ley de Podemos no ha sido aceptada tal cual y va a sufrir retoques –ya veremos si son quirúrgicos o si todo queda en un lifting- se debe, en buena medida, a la presión ciudadana, a las más de 54.000 firmas enviadas al PP y Ciudadanos a través de la petición impulsada por HazteOir.org.

3.- El autobús de HO ha servido para demostrar que el rey estaba desnudo

HazteOir.org ha conseguido sensibilizar a la sociedad: primero con el libro que denunciaba las leyes de adoctrinamiento sexual de 11 comunidades autónomas y después con el #HOBus que durante seis meses ha recorrido más de una decena de ciudades españoles y varias del extranjero (EEUU, México, Chile, Alemania etc.).

Gracias al vehículo naranja, a la avioneta de HazteOir.org que ha sobrevolado varias playas este verano, y al revuelo mediático que ha originado, la sociedad se ha enterado del proyecto de Podemos de adoctrinar a los hijos, cerrar medios de comunicación e imponer la ideología de género en las aulas bajo pena de multa.

Tenía todo un tono excesivamente totalitario… como para que los parlamentarios de PP o Ciudadanos no reaccionaran ante las pretensiones del partido bolivariano.

4.- El David de la prensa libre sigue agitando la honda

La campaña de HazteOir.org “los niños tienen pene, las niñas tienen vulva” provocó reacciones a favor y en contra. Pero sirvió para que muchos líderes de opinión –aún no compartiendo el fondo del mensaje- alertaran de la amenaza que para la libertad de expresión suponen las leyes LGTB.

Al final ha terminado calando la lluvia fina de algunos de esos líderes de opinión –en prensa o radio-; de valientes heroínas como la profesora Alicia Rubio, autora del libro Cuando nos prohibieron ser mujeres y os persiguieron por ser hombres ; así como de un puñado de medios que casi en solitario denunciaban la Ideología de Género y defendían el derecho de los padres a la educación de los hijos –Actuall , Intereconomía, Religión en Libertad, Hispanidad, etc.-.

Si no fuera por estos David, nadie en la prensa nacional frenaría al Goliat de la Ideología de Género.

5.- La ciencia por encima de la ideología

Esos mismos medios y las publicaciones académicas se han hecho eco, a lo largo de estos meses, de lo que dice la medicina y la psicología sobre temas como la transexualidad o la disforia de género.

Algo que los autores de las leyes LGTB han ignorado interesadamente, elaborándolas con criterios partidistas al dictado de lobbies como la Federación Estatal de Gays y Lesbianas.

Criterios estrictamente científicos como el informe de los psiquiatras McHugh y Meyer publicado en The New Atlantis https://www.actuall.com/familia/prestigioso-informe-cientifico-afirma-la-condicion-homosexual-transexual-no-innata/ les dejan en evidencia y ponen de manifiesto su grave irresponsabilidad al alentar, por ejemplo, el cambio de sexo en menores.

Serafín Romero, presidente de la Organización Médica Colegial (OMC) ha dicho que “Un niño de 12 años no tiene la madurez psicológica necesaria para decidir su hormonación. A los 16, probablemente sí la tengan para operarse pero yo sería partidario de que se pudiera consultar a los progenitores”.

Por mucho que se quiera silenciar mediante nuevas formas de censura política que se cuela en universidades y ámbitos académicos, los argumentos científicos tienen un rigor inapelable y, sin duda, terminan pesando en el debate.

6.- En el PP no todos están a favor del adoctrinamiento sexual de los niños

El PP nada y guarda la ropa en materia de valores. Una calculada ambigüedad para no perder votos ni por babor ni por estribor. Ya saben: la estrategia siempre por encima de los principios, como dejó muy claro Rafael Hernando (“mantener principios inquebrantables te convierte en una opción inútil”) .

Eso explica la abstención ante la Ley Mordaza. Ni sí, ni no, sino todo lo contrario. Son conscientes que una amplia porción de sus votantes no están ni por el adoctrinamiento sexual en las aulas, ni porque les hormonen a sus varoncitos para hacerles hembras, ni por la creación de una Agencia Estatal controlada por los comisarios políticos del lobby LGTB para perseguir a médicos, profesores, empresarios, funcionarios…

De hecho, en la reunión del Grupo Parlamentario Popular sólo dos horas antes del debate se alzaron voces reclamando el “no” a la Ley de Podemos, tal como contaron a Actuall fuentes populares. . Lo cual demuestra que no hay unanimidad al respecto.

Por eso, se llegó a un apaño: en lugar de votar Sí –como hubieran querido los Maroto y los Levi-, se lavaron las manos como Pilatos, y anunciaron una enmienda a la totalidad.

Un ejemplo claro de ese doble juego fue el papel de Carlos Salvador del partido aliado UPN (Unión del Pueblo Navarro), que por un lado hizo un contundente alegato contra la ley LGTBI, y por otro se abstuvo, en lugar de votar No, que hubiera sido lo coherente.

Excelente su argumentario –una  de las mejores y más sintéticas exposiciones del carácter liberticida de la ley-; sorprendente su actitud.

7.- Por todo eso, la batalla no ha hecho más que empezar

Así las cosas, se abre un plazo crucial para frenar la ofensiva totalitaria de Podemos contra la familia y las libertades.

La mala noticia es que los comunistas de Iglesias –al dictado del poderoso lobby LGTB- ya han colado en el Congreso una ley que va a por nuestros hijos, con la excusa –siempre hay una excusa- de superar las injustas discriminaciones históricas sufridas por los homosexuales.

Y no podemos estar más de acuerdo con pedir respeto para todos, independientemente de su orientación sexual.

La buena noticia es que la sociedad civil puede influir en el PP para que en el texto alternativo que va a preparar elimine las medidas más antidemocráticas del proyecto de Podemos.

Comenzando por la supresión de la presunción de inocencia (todos los ciudadanos somos culpables de homofobia mientras no se demuestre lo contrario) y siguiendo, entre otras, por el adoctrinamiento LGTB obligatorio en las aulas, el cierre de medios de comunicación y asociaciones sin intervención judicial o el uso de vestuarios y baños escolares en función del “género sentido”.

¿Se imaginan la escena? La de los baños, por ejemplo, con sus niños… O el regreso de la censura –que no veíamos en España desde los tiempos de Franco-… o una orwelliana “Agencia Estatal contra la Discriminación por Orientación Sexual”, juez y parte, actuando de oficio al margen de los jueces y manejado por comisarios políticos del lobby LGTB, como si fuera la Stasi de la República Democrática de Alemania.

O que quiten la patria potestad a los padres que no acepten tratamientos hormonales para cambiar el sexo de sus hijos.

No es ciencia-ficción, figura en el artículo 20 bis de la Ley Mordaza; y en Ontario (Canadá)  un proyecto de ley ya incluye esa posibilidad.

¿Se lo imaginan? La España de 2017, como la Alemania de Hitler, la Rusia de Stalin o la Cuba de Fidel Castro: el que educaba era el Estado, no los padres.

 Mucho tajo le queda al PP si realmente quiere limpiar una ley que se da de tortas con el Estado de derecho: no debe conformarse con un cambio de decoración o una reforma del salón, sino derribar el edificio entero y empezar desde los cimientos.

¿Lo hará?

Ante la duda es la ocasión de que la sociedad civil no baje la guardia y luche por la defensa de la familia y las libertades esenciales de una democracia, ante el peligro de que la izquierda más radical se haga con el control ideológico de los ciudadanos.

Y no duden de que –fiel a sus antecedentes históricos- no va a cejar hasta que no lo consiga.

Fuente: https://www.actuall.com/criterio/familia/puedes-evitar-toquen-tus-hijos-otras-6-lecciones-la-llegada-la-ley-lgtb-al-congreso/
Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe