Por .

Varios estados están aprobando proyectos de ley para proteger a los niños en gestación que son capaces de sentir dolor en el vientre materno (Pain Capable Unborn Child Protection Act) por causa de abortos que incluyen su desmembramiento; y tales medidas proteccionistas gozan de un amplio apoyo por parte de la ciudadanía.

La ley actual de Florida protege a los niños del aborto, únicamente a partir de las 24 semanas en adelante, con excepciones que tienen que ver con la vida y riesgo de salud de la madre. La Florida aprobó en 1998 una ley de prohibición del aborto por nacimiento parcial (Partial Birth Abortion), pero fue derogada por una corte federal.

Más recientemente, el proyecto de ley Pain-Capable Unborn Child Protection Act se presentó en la Cámara Estatal de la Florida, pero no se implementó ninguna acción respecto al mismo. También se introdujo en el Senado de la Florida (SB348), sin que se emprendiera ninguna acción efectiva, antes de la Legislatura aplazada en mayo.

Durante abortos a partir de la semana 20, que es cuando muchos investigadores creen que los niños comienzan a sentir dolor, un abortista promedio practicará justo un tipo de aborto por Dilatación Intacta y Extracción (D&E); es decir, por desmembramiento. Literalmente, esta acción implica agarrar a ciegas todas las extremidades del niño con instrumentos invasivos a través del cérvix, para proceder luego a despedazarlo parte por parte. Tal acto es tan despreciable y espantoso como suena. En la medida que la gente ha venido comprendiendo lo que significa e implica tal procedimiento, ha aumentado su nivel de rechazo y desaprobación entre la ciudadanía.

La mayoría de las encuestas demuestran que el público desea proteger a los niños después de los tres primeros meses de gestación. De hecho, un estudio nacional encontró que sólo el 22% de los americanos consideran que el aborto debería ser legal después del primer trimestre. Los abortos por desmembramiento (D&E) ocurren en la mayoría de los casos, con embarazos de segundo trimestre; en otras palabras, con niños en gestación que son capaces de sentir dolor en el vientre de la madre. El 95% de todos los abortos practicados durante el segundo trimestre se realizan mediante la técnica D&E.

Planned Parenthood está realmente preocupada. Y como es su costumbre, la compañía más grande de abortos del país continúa manipulando la verdad en detrimento de las mujeres. En su sitio web oficial, la mega-corporación abortiva quiso afirmar que estas leyes son extremistas y que no son populares. Eso es una afirmación extraña, cuando las encuestas precisamente apoyan tales medidas de forma consistente. Cualquier persona con un mínimo de decencia debería sentir repudio frente a la sola idea de despedazar a un niño inocente.

Los activistas antiaborto no hemos inventado las investigaciones acerca del dolor. De acuerdo al testimonio de la doctora Collen A. Malloy, catedrática asistente de la Escuela de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern, existe amplia evidencia biológica, fisiológica, sicológica, hormonal y conductual sobre el dolor neonatal y fetal. Hay abundante investigación en esta área que demuestra que es el tálamo, no la corteza, la que activa y posibilita la sensación de dolor.

Entonces, ¿de qué manera afecta esto las elecciones al Senado de 2018? Estas leyes han sido (o pronto serán) introducidas a nivel federal, y el senador Bill Nelson, de la Florida, necesitará votar sobre ellas. El trabajo de Nelson es representar los intereses del electorado de su estado, y la ciudadanía ha rechazado los abortos de etapas tardías (a partir del primer trimestre). De manera predecible, Nelson, quien recibió un puntaje de 100% por parte del Fondo de Acción de Planned Parenthood, no estuvo a favor de llevar a votación en el Senado el Pain Capable Unborn Child Protection Act en el 2015. De igual manera, se opuso a la ley de prohibición del aborto por nacimiento parcial (Partial Birth Abortion Ban).

Es hora de que los ciudadanos de la Florida voten para removerlo del servicio público y elijan a un senador pro-vida que verdaderamente los represente. La vida de los niños capaces de sentir dolor depende de ello

Fuente: http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/article175303986.html
Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe