Kelly Regan, ministra para asuntos de la mujer, anunció que la región de Nueva Escocia está trabajando en facilitar el acceso al aborto y que el ofrecer gratuitamente la píldora como reducir los requerimientos para que las jóvenes puedan abortar son parte de este objetivo.

“Apoyamos que existan más opciones para la mujer a la hora de elegir su salud reproductiva”, comenta la ministra en una nota de prensa.

Mifegymiso, la marca comercial de dicha píldora, estaba disponible desde enero de este año a un precio aproximado de 400 dólares -340 euros- . A partir de noviembre, Nueva Escocia cubrirá estos costes para toda mujer que disponga de la tarjeta sanitaria y una prescripción médica.

Los cálculos oficiales estiman que la región de Nueva Escocia se gastará cada año entre 150.000 y 250.000 dólares solo en este objetivo.

Esta píldora es una combinación de dos compuestos. El Mifepristone, que, que bloquea la progesterona –hormona esteroidea encargada de promover la gestación y la embriogénesis- por lo que el feto muere de inanición en el útero y el Misoprostol, que inducirá entre 24 y 48 horas la expulsión del feto muerto.

Estas políticas abortivas vienen como reacción a las presiones del lobby abortista y de medios de comunicación que señalaron en una campaña de acoso y derribo a Nueva Escocia como la región más “retrógrada” en el acceso al aborto en Canadá.

Grupos pro vida han alarmado sobre el daño que produce este tipo de tratamientos, no solo para el feto que son mortales, sino para la madre, cuyas hormonas son gravemente alteradas para dar muerte al hijo que lleva dentro.

Semejante alteración lo produce la píldora anticonceptiva, usada habitualmente como reguladora del período pero cuya composición es una ‘bomba’ hormonal que altera todo el sistema.

La importancia de la labor informativa

Contra el efectivo lobby farmacéutico y abortista la mejor herramienta es la información, gran parte de la cual es omitida.

Un informe de la Administración de Alimentos y Drogas de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) muestra que, entre septiembre de 2000 y abril de 2011, un millón y medio de mujeres habían tomado pastillas de Mifepristone. Del total de mujeres incluidas en la muestra, 2.207 sufrieron efectos secundarios. En total, 14 muertos, 612 hospitalizaciones, 58 embarazos ectópicos –cuando el embrión se sitúa fuera del útero-, 339 casos de pérdida de sangre en los que se necesitaron transfusión y 256 infecciones, de las cuales 48 consideradas graves.

Pese a que los datos demuestran que este tipo de tratamientos no son seguros para la salud maternal, el gobierno canadiense favorece y facilita su reparto.

Fuente: https://www.actuall.com/vida/nueva-escocia-dara-manera-gratuita-la-pildora-abortiva/

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe