No hay mayor inversión para un político que asegurarse los votos del futuro, una lección bien aprendida por la izquierda que siempre ha buscado controlar la educación en España. Ahora es el turno de Podemos, pero con un órdago nunca visto hasta ahora.

Se trata de la Ley Mordaza LGTBI que presentó antes del verano el grupo de Pablo Iglesias y que este martes 26 se empezará a tramitar en el Congreso de los Diputados.

Una ley que vulnera el derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones porque impone el pensamiento único en los colegios.

¿Cómo es esto?

La Ley Mordaza LGTBI no se centra de forma exclusiva en la educación, pero gran parte de ella se ha enfocado en este sentido.

Al igual que en otras Comunidades Autónomas que ya han aprobado una ley LGTBI, se obligará a todos los centros educativos a introducir materiales de diversidad sexual, género, diversidad familiar o historia del movimiento LGTBI.

Así lo estipula el artículo 40.3 de dicha ley:

“Plan integral sobre educación y diversidad. Como mínimo el Plan integral deberá recoger los siguientes puntos: c) La atención a la diversidad sexual, de género y familiar en asignaturas como Conocimiento del Medio en educación Primaria. d) El estudio del movimiento LGTBI en la asignatura de Historia en educación Secundaria. Artículo 41. 2. La atención a la diversidad sexual, de género y familiar estará incluida como materia evaluable en los exámenes de acceso a cuerpos docentes. Artículo 46. 5. Se incorporarán a los planes de estudios oficiales asignaturas y cursos específicos sobre la realidad LGTBI”.

Todavía es demasiado pronto para sabe qué materiales se utilizarán explícitamente para dar estos contenidos, pues la ley no está aprobada aún, pero si se tiene en cuenta la Guía contra la homofobia que elaboraron grupos LGTBI y de CCOO con el auspicio del ministerio de Sanidad en 2015, se puede sacar algún ejemplo.

En este documento se recomiendan cuentos en el que una gallina, una tortuga y una perrita (las tres chicas) se casan felizmente entre ellas.

O ejercicios en los que el alumno puede intercambiar las partes del cuerpo de una ¿niña?, y crear niños con vulva o niñas con pene.

Juego propuesto en “Somos como somos”

También se habla de cómo introducir la diversidad familiar a niños de 0 a 12 años. Así, un profesor preguntará a la clase “si se pueden tener dos mamás”.

En caso de que alguien responda que no, se irán analizando los casos para que el menor comprenda que sí se pueden tener dos mamás.

Que lo importante en una familia es el buen ambiente, las risas, que se hagan cosas juntos… y no quiénes la forman en su conjunto o si los padres viven separados.

Baños transgénero

Esta medida ya causó mucha polémica en EEUU cuando el expresidente Barack Obama impuso por decreto los baños transgénero, una decisión que le enfrentó con muchos Estados hasta que intervino la Justicia.

En España son varias las comunidades que han intentado imponer esta norma, y ahora Podemos busca introducirla a nivel nacional.

No solo habla de cuarto de baño, también vestuarios o la ropa que se usa para la actividad que se vaya a realidad. Así lo indica en el artículo 44 apartado a:

“El alumnado, así como el personal docente y no docente que acuda a un centro del sistema educativo nacional, centro educativo público o concertado, centro formativo o alguna actividad formativa, deportiva o de ocio asociada a los mismo, tiene derecho a exteriorizar su identidad de género, debiéndose respetar su imagen física, la elección de su indumentaria y el acceso y uso de las instalaciones del centro conforme a su género sentido”.

Operaciones a menores de edad

La última frontera y la más peligrosa se encuentra en el quirófano. Aunque en España -y casi todo Occidente- una persona menor de edad no puede conducir, ni votar, ni comprar tabaco, etc. por falta de madurez, lo que sí te permitirá la Ley Mordaza LGTBI es operarte para cambiarte de sexo.

Y podrá someterse a una operación irreversible sin comunicárselo a sus padres, siempre y cuando considere que le asignaron mal el género al nacer.

Eso en cuanto a la operación, si hablamos del tratamiento de hormonas y bloqueadores, la edad que se asigna es la pubertad para que un menor pueda decidir por sí mismo un tratamiento que por su novedad todavía se desconocen sus efectos secundarios a largo plazo.

Así lo indica en el artículo 20 bis 2:

“A partir de los 16 años de edad, los menores transexuales y transgénero podrán prestar por sí mismos el consentimiento informado para acceder a la reasignación sexual quirúrgica. A partir de la pubertad podrán prestar por sí mismos el consentimiento informado para acceder a los bloqueadores hormonales y al tratamiento hormonal cruzado”.

Fuente: https://www.actuall.com/familia/lley-lgtb-esto-es-lo-que-podemos-quiere-que-aprendan-los-ninos-en-el-colegio/

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe