Por Tomás I. González Pondal

La Presidente de la mega empresa destinada al asesinato masivo de seres humanos, es decir, Planned Parenthood, expresó que está muy enfurecida con una medida de Trump relativa a la temática «inmigrantes». Más concretamente, Cecile Richards, hizo saber: “estoy enfurecida y con el corazón roto”. Son dos verdades que en modo alguno me atrevo a poner en duda, principalmente la segunda, porque indiscutiblemente su corazón está partido en pedazos; es más, a veces da la sensación de que personas así, directamente carecen de corazón.

En orden a lanzar su ataque contra la postura adoptada por el presidente de los Estados Unidos de Norte América, la señora Richards hizo afirmaciones como: “En Planned Parenthood creemos firmemente que cada persona tiene el derecho de vivir”. Cecile más que un sepulcro, es un cementerio blanqueado –y de numerosísimas hectáreas-. Es algo así como un emblema internacional de la hipocresía. La satánica organización abortista, por medio de la voz de su diabólica presidente, se jacta, ni más ni menos, de ser una acérrima defensora de la vida. Es conocida la cifra impresionante de abortos diarios producidos por esta sucursal del infierno: aproximadamente 887 por día, solo en los EE. UU.

Pero vayamos a la fuente. Si usted ingresa en la página web de la carnicería humana denominada Planned Parenthood, se encontrará con un título general que dice: “Quiénes somos”. Luego vienen cinco sub títulos, a saber: 1. Planned Parenthood significa muchas cosas para muchas personas. 2. Brindamos a la comunidad una atención de la salud confiable. 3. Informamos y educamos a la comunidad. 4. Guiamos los movimientos a favor de la salud y los derechos reproductivos. 5. En fomento de la salud mundial. Todo lo referente a esta multinacional abortista es una piñata de mentiras, pero, por si alguien está desprevenido al leer el contenido de cada una de esas cinco trampas, es bueno saber que en cada punto se reitera una cuestión: su ayuda a evitar embarazos no planificados. En otra de sus informaciones sin rodeos dicen: “Lo que hacemos: (…) Elevar el acceso de una atención segura del aborto”.

También, y para los que acostumbran a tildar de locos a quienes denunciamos las campañas de financiamiento de la organización macabra en países latinoamericanos y de otros continentes, les dejo las mismísimas palabras de PP: “Planned Parenthood trabaja junto a asociados locales en África y América Latina para superar estas barreras aumentando el acceso a la atención de la salud y a la educación. Formamos liderazgo local, fomentamos programas sustentables para la educación y la salud, y luchamos por mejoras legales, sociales y políticas en comunidades de todo el mundo.” Y también: “Lo que hacemos: (…) Defender las leyes y políticas que promueven la salud de las mujeres en África y América Latina”.

A Cecil se le “rompió el corazón” a raíz las medidas de Trump. Tal vez, también, se le haya roto un poco el bolsillo. Claro está, todo porque ve disminuida su fuerza maligna tendiente a seguir rompiendo los lazos vitales de incontables vidas humanas. Pero estas rupturas a ella parece no inmutarla: su corazón está trizado.

Fuente: https://www.facebook.com/tomas.gon.92/posts/362654894165260

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe