Por Luis Losada

Mucho pride y pocas nueces… económicas. Los bondades turísticas y de retorno económico que nos vendieron son desmentidas por las cifras puras y duras.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) acaba de publicar los datos de visitantes extranjeros en el mes de julio. En la Comunidad de Madrid ascendieron a 590.311 lo que supone un incremento de 74.937 respecto a julio de 2016, un 14,8% más.

Un incremento significativo, pero inferior al 20% acumulado del año. ¿El World Pride Madrid ralentizó la buena marcha turística?, ¿el ‘aquelarre homosexualista’ espantó el turismo?

En la ciudad de Madrid la cifra de visitantes extranjeros ascendió a 65.467 respecto a julio de 2016 alcanzando los 481.162, un 16,75% más.

Sin embargo, la capital sufrió un descenso de visitantes residentes en España: 314.339 frente a 344.649 de julio de 2016. Una caída del 8,8%. ¿Por qué hubo 30.310 menos de turistas españoles?, ¿quizá por el World Pride Madrid?

En todo caso, aún asumiendo el incremento del 14,8% de la Comunidad de Madrid, los más de 75.000 turistas de diferencia respecto a julio de 2016 se encuentran muy lejos de los supuestos 3 millones de personas que el ‘lobby gay’ y las administraciones ‘vendieron’ a la opinión pública. Todos compraron sin revisar la mercancía…

También está lejos de los 2,3 millones de visitantes que ‘vendieron’ como balance final de los festejos y fastos del lobby LGTB.

Era fácil desvelar la mentira: la ciudad de Madrid cuenta con 54.000 habitaciones.

Este es el desglose oficial: el 70% en hoteles y hoteles-apartamentos; los apartamentos turísticos suponen el 12%, los hostales el 10% y las pensiones y casas de huéspedes el 6%.

Aunque le sumen los Airbnb ‘extra-estadística’, la cifra sigue quedando muy lejos de los 3 millones de visitantes ‘vendidos’. Tocaban a 55 por habitación…

Pero es que hay más: según el INE, las pernoctaciones en la Comunidad de Madrid de julio de este año han bajado un 3,16% respecto a las del año anterior.

Fueron 3.974.732 frente a las 4.106.444 de julio de 2016. Puede que se trate de efecto Airbnb, quizás haya más turistas pero menos noches, puede que hayan dormido en la calle o una mezcla de todos.

En todo caso, ‘boom World Pride Madrid’, nada de nada.

Vayamos al gasto. Según el INE, en julio de 2017 el gasto turístico en la Comunidad de Madrid fue de 868 millones frente a los 793 millones de julio de 2016.

El lobby argumentará que el World Pride Madrid incrementó el gasto en un 9,5%, pero la realidad es que el promedio del incremento de gasto de enero a julio de este año fue del 17,1%. ¿Quizás porque el turismo gay tiene algo menos de ‘calidad’ que el resto del turismo?

Y por cierto, ¿dónde se han escondido los 115 millones de euros de gasto que el lobby vendió en su balance final?, ¿dónde el cacareado retorno de 300 millones de euros que iba a dejar el evento? ¿dónde los 378 millones? Pura propaganda desmentida por los datos. ¿Miente que algo queda?

Asistentes en la manifestación del Orgullo Gay de Madrid de 2016/Efe.

Y más: ¿dónde queda el retorno de los 2,4 millones de euros invertidos exclusivamente por la Comunidad de Madrid para el evento?

La inversión benefició sólo y exclusivamente al lobby gay. Ni la ciudad de Madrid, ni la Comunidad ni España se han visto beneficiados económicamente de haber convertido a Madrid en capital mundial del homosexualismo.

Los datos más bien parecen apuntar a lo contrario: hemos devaluado nuestro turismo, ralentizado la buena marcha y espantado al turismo interior. Gracias Carmena. Gracias, Cifuentes. Así da gusto pagar impuestos.

Otrosi: ¿algún medio se atreverá a rectificar las informaciones falsas con las que contaminó a su audiencia? De nada.

Fuente: https://www.actuall.com/criterio/familia/donde-estan-los-3-millones-de-visitantes-del-world-pride-madrid-por-luis-losada/

Noticias Recientes

Buscar noticias dentro de conapfam.pe